“No hay que empoderar a los violentos”, pidió Carrió

La diputada ratificó su confianza en el Gobierno y dijo estar “más allá de los partidos”. Ayer habló de “militantes golpistas”.

Elisa Carrió ratificó los dichos del lunes, en la Confederación Argentina de  la Mediana Empresa (CAME) y pidió “no empoderar a los violentos”. Ratificó la confianza en el Gobierno y las decisiones adoptadas.

“Yo creo en Cambiemos porque creo en la república”, asegura Lilita a través de Twitter, pero advierte, además, que “Argentina es lugar de paz, bioceánica, sin problemas raciales” y puede ser “el eje de una democracia mundial”.

En este marco, planteó: “El resentimiento no puede apoderarse del corazón de algunos, porque si de millones se apodera el resentimiento, hay holocaustos. No hay que empoderar a los violentos. Queremos la ley y la paz”. “Yo creo en Cambiemos porque creo en la República, porque estoy más allá de los partidos”, apuntó.

El lunes, la líder de la Coalición Cívica aseguró que el Gobierno no se irá en “helicóptero” y advirtió que a ella la tendrán que “sacar muerta de la Casa Rodada”, al igual que al presidente Mauricio Macri. “Me van a sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo, y Macri tampoco”, resaltó la diputada nacional a l participar de una actividad de CAME. “Le digo a los militantes golpistas que no hay helicóptero, acá nos sacan como en la Casa de la Moneda en Chile, me van a sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo, y Macri tampoco”, enfatizó.

A la vez, pidió a las Pymes “confiar” en el mandatario nacional y dijo que Macri “no es un presidente débil, es un presidente que es ingeniero” y “está acostumbrado a guardar sus sentimientos”. El presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, afirmó que bajando las tasas y reactivando el mercado interno podrán lograrlo.

En cinco meses los bancos ya ganaron $166.932 millones en concepto de intereses, mientras que las subas en las tasas de interés de mercado impulsaron un aumento preocupante en los costos financieros.  “Imposible enfrentar una tasa del 60. Sin tasas diferenciales para las Pymes el empleo y la producción se paralizan”, señaló.

Previo Del campo a la góndola: crece la brecha en el precio
Siguiente Paran los judiciales: "La política del gobierno es la de no dialogar"