“Es lindo representar a Temperley en la Selección”, celebró Demartini

El defensor del Gasolero forma parte del seleccionado sub 23 que estará en los panamericanos de Lima, el cual debutará el lunes, desde las 15, ante Ecuador. “Trato de vivirlo lo más tranquilo posible”, explicó.

El seleccionado argentino sub 23 viajará este jueves a Lima, Perú, para disputar el torneo Panamericano. Los conducidos por Fernando Batista tendrán su primer encuentro el lunes, a partir de las 15, ante Ecuador.

Por otra parte, el grupo albiceleste cuenta con la presencia de jugadores de la región como son Agustín Urzi y Facundo Cambeses de Banfield, Juan Pablo Cozzani de Lanús y Nicolás Demartini de Temperley.

En ese sentido, el jugador del Gasolero, dialogó con Info Región previo al viaje y expuso las sensaciones de vestir la camiseta albiceleste: “Es algo muy lindo saber que estoy acá representando a Temperley que es un club que me dio todas las herramientas para ser profesional y me ayudó a estar en este plantel del seleccionado. Para los hinchas que aman al club y lo quieren ver crecer, es lindo ver a un jugador de su club con la camiseta argentina”.

“Trato de vivirlo lo más tranquilo posible para no caer en la ansiedad. Formar parte de la Selección es algo único, así que estoy esperando jugar en caso de que se me dé y así poner lo mejor de mí en la cancha”, continuó el defensor.

El sueño

Con buen rodaje en el equipo de Cristian Aldirico, Demartini se ganó la consideración de Batista y, por eso, es uno de los 18 convocados que buscará subir al podio y ponerse la medalla dorada.

“Tenemos un objetivo, todos los que van a un campeonato a defender la camiseta de su país llegan con la meta de salir campeón y conseguir la medalla dorada. La intención es dejar todo para traer la Copa. En lo individual quiero demostrar que estoy a la altura y demostrar al cuerpo técnico que pueden contar conmigo”, indicó el defensor.

Por otra parte, sobre la chance que ganó y la particularidad de ser un jugador del ascenso que llega a vestir la camiseta del seleccionado, opinó: “El Nacional es un torneo duro, a los mejores equipos les cuesta jugar contra los elencos de ascenso. Estuve presente en toda la temporada de Temperley y se me abrió esta oportunidad que espero aprovechar”.

Lo que viene

Con la mente puesta en el partido ante Ecuador, el cuerpo técnico prioriza el funcionamiento propio antes de trabajar en pos de lo ajeno. Las bajas de algunos futbolistas importantes por conflicto con los clubes ya quedó atrás y saben que este plantel puede pelear arriba en el certamen.

“Trabajamos mucho en nuestro juego, la presión que pide el técnico, como nos vamos a parar dentro de la cancha, algunos movimientos pre establecidos y las salidas. Anticipamos todas las cosas que se pueden dar en un encuentro y esperamos que salga de la mejor manera”, concluyó Demartini, en contacto con este medio.

Previo Luego de estar cinco días en coma, falleció el boxeador Hugo Santillán
Siguiente Pichetto aseguró que la economía empieza "a estabilizarse"