Según Unicef, se triplicó la cantidad de gente que busca comida en basurales

Un informe alerta también que “creció con fuerza” la cantidad de chicos que abandonan la escuela para sumarse al mercado de trabajo informal.

Un informe de Unicef reveló que “se incrementó la cantidad de familias que van a buscar comida a los basureros municipales”. “Ellos saben el horario en el que va el camión a desechar los productos vencidos de los supermercados”, advierten desde la entidad.

El estudio “Efectos de la situación económica en la niñez y la adolescencia” de Unicef busca dar cuenta de aquello que no reflejan las estadísticas. ¿Qué significa en el día a día el aumento de la inflación, del desempleo, de la retirada del Estado merced del ajuste que lleva adelante el gobierno de Cambiemos?

Según Unicef, “el 42% de los niños, niñas y adolescentes del país vive en la actualidad bajo la línea de pobreza, son 5,5 millones, y un 8,6% de ellos vive en hogares que no llegan a cubrir la Canasta Básica de Alimentos por lo que se encuentran en la indigencia, la expresión más extrema de la pobreza”.

Además casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes de la Argentina (48%) sufre “al menos una privación en de sus derechos básicos y fundamentales”.

El efecto negativo en la salud, advierte el informe, es inmediato. Señalaron que en el último año aumentaron las enfermedades transmitidas por los alimentos, principalmente la gastroenteritis y diarreas “posiblemente asociadas a las prácticas de búsqueda y recolección de desperdicios en basurales”.

Asimismo el informe advierte que en el último año aumentaron las restricciones en el consumo de alimentos tanto en su cantidad como en su calidad. “Algunas familias saltean comidas, se suprimen comidas grupales de fin de semana, se cocina una única vez por día, los adultos a veces no comen por dejarle el alimento a los niños, niñas y adolescentes, y cambia la composición de la cena. También se señaló una reducción del consumo de alimentos con proteínas de origen animal, sobre todo carne vacuna y lácteos, cuyo consumo es desincentivado por el aumento de precios” advirtió Unicef.

Previo La UCR amenaza con romper Cambiemos
Siguiente Stornelli apeló la declaración de rebeldía del fiscal