Alberto Fernández es el Presidente: “Vengo a convocar a la unidad”

Juró hace instantes ante la Asamblea Legislativa.

Alberto Ángel Fernández tomó hoy posesión del cargo como presidente de la Nación para el período de 2019-2023 ante la Asamblea Legislativa, a las 11.57.

Tras la jura, Mauricio Macri le otorgó los atributos presidenciales y brindó su discurso presidencial. “Vengo a convocar a la unidad de la Argentina”, señaló el Presidente, quien llamó a superar los muros del odio, hambre y despilfarro de energías colectivas.

Advirtió que “las debilidades e insuficiencias de la democracia sólo se resuelven con más democracia”, y reivindicó su compromiso democrático y el respeto a los disensos.

“Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social, que sea fraterno y solidario. Fraterno porque ha llegado la hora de abrazar al diferente; y social, porque en esa emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos, para llegar a todos”, señaló. “Los vengo a convocar sin distinciones a poner a la Argentina de pie, para que comience a caminar paso tras paso con dignidad”, completó.

Consideró que es “condición necesaria para poder avanzar, recuperar un conjunto de equilibrios sociales, económicos y productivos que hoy no tenemos”. Resaltó las “profundas heridas” que necesitan “curarse”.

Pidió superar los muros de “odio”, “hambre” y del “despilfarro de nuestras energías”. “Apostar a la fractura y la grieta es apostar a que esas heridas sigan sangrando”, planteó a renglón seguido.

En otro tramo de su discurso, se comprometió a convocar a los trabajadores, empresarios, sectores del feminismo, la juventud y el ambientalismo.

“Si no compartiera el exacto escenario en el que hoy asimismo, con cifras y datos contundentes. Es información indispensable para comprender los desafíos que tenemos que asumir como sociedad”, alertó, y enumeró algunos de estos datos.

“La inflación es la más alta de los últimos 28 años, desde 1921 la Argentina no tenía una inflación superior al 50%”, precisó. “El dólar pasó de 9,70 a 63 pesos en cuatro años”, apuntó, al tiempo que advirtió que “Argentina no para de achicar su economía, el PBI per cápita es el más bajo desde el año 2009”.

Y alertó: “Retrocedimos más de 10 años en la lucha para reducir la pobreza, la deuda publica esta en su peor momento desde 2004, cuando estábamos en default”, y señaló que durante el macrismo se perdieron 152 mil puestos de empleo registrado. “Detrás de estos terroríficos números hay seres humanos con expectativas diezmadas”, sentenció.

Aclaró que las políticas serán propias y no “dictadas” desde afuera, aludiendo al Fondo Monetario Internacional (FMI) y confirmó que el Presupuesto que deja el macrismo no será debatido porque los números están alejados de la realidad. “El gobierno que se terminó dejó al país en situación de virtual default”, detalló.

“Recibimos un país frágil”, insistió, al tiempo que apostó por “políticas activas” para el desarrollo. Respecto a la deuda, aclaró: “No se puede pagar la deuda si el país no crece”. “El país tiene voluntad de pagar pero carece de recursos para hacerlo”, apuntó, y volvió a responsabilizar al macrismo. “Necesitamos que todas las partes trabajemos responsablemente”, sentenció.

Señaló que la premisa para negociar será “seriedad en el análisis y responsabilidad en los compromisos que se asumen”.

Y anticipó que Argentina declarará la Emergencia Sanitaria, algo que ya había adelantado Ginés González García, quien asume por la tarde al frente del Ministerio de Salud, que recupera el rango ministerial.

También planteó: “Nuestro compromiso es garantizar la absoluta transparencia en la obra pública”, y apuntó contra la Justicia: “Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias, silenciadas por quienes gobiernan. Vengo a afirmar un contundente Nunca Más”, sentenció.

“Queremos que no haya impunidad ni para un funcionario corrupto ni para quien lo corrompe”, dejó en claro, y anticipó el envío de un conjunto de leyes de reforma del sistema federal de justicia.

También destacó la cuestión de género. “Haré todos los esfuerzos necesarios para que estén en primer plano los derechos de las mujeres. Quiero ponerme al frente de sus demandas”, aseguró. “Ni Una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la República. Es deber del Estado reducir la violencia hacia las mujeres hasta su total erradicación”, completó.

Y también planteó la lucha contra el sufrimiento que muchos sienten por los estereotipos, el género, la discriminación étnica, entre otros. “Abrazaremos a todos los que sean discriminados”, sentenció.

“La respuesta sin pregunta es como un árbol sin raíces y solos en el encuentro, adquieren sentido. ¿Seremos capaces como argentina unida de atrevernos a construir esta utopía a la cual nos llama hoy la historia?”, preguntó. Y amplió: “Quiero ser el presidente que escucha, del diálogo, del acuerdo por construir el país de todos. y si alguna vez me corro de la senda, salgan a la calle a recordarme lo que estoy haciendo. Les prometo que volveré a la senda sin dudarlo un instante”.

Previo Brown: Pese a la campaña "irregular", Vico apunta al Reducido
Siguiente Las frases salientes del discurso