Un volante por izquierda, la prioridad para Aldirico

El entrenador de Temperley ya piensa en el armado del plantel de cara a la segunda etapa del Nacional B.

Temperley se encuentra en el receso, recargando energías para una segunda etapa en el Nacional B, en la que tratarán de sumar para ingresar a zona de Reducido y luchar por la vuelta a la Superliga.

El cuerpo técnico que encabeza Cristian Aldirico tendrá como desafío pensar algunas modificaciones en el grupo, con la posibilidad de sumar dos refuerzos de cara al primer semestre del 2019.

Para ello, en contacto con Info Región, el ex Talleres de Remedios de Escalada, evaluó los pedidos y quienes no entrarán en su consideración: “El plantel, para jugar con los dos módulos que utilizamos, le falta un volante izquierdo zurdo que pueda moverse por la banda. En caso de que el club pueda económicamente asumir el costo lo traeríamos, sino a buscarlo en inferiores. Por otra parte, si no se va nadie el grupo está completo”.

“En principio el único jugador al que le manifesté que tendrá pocas posibilidades es Yair Marín, el resto de los chicos debemos tener en cuenta si hay alejamientos por cláusulas de salidas. A partir de cómo se dan las cosas vendrán los análisis”, continuó.

Pretemporada

El plantel volverá el 3 de enero a los entrenamientos en el Alfredo Beranger y, entre el 6 y 7 del mismo mes, mudarán los trabajos a otro escenario dentro de la provincia de Buenos Aires. La funcionalidad de los entrenamientos de pretemporada servirán para ensamblar el equipo y tener un período sin competencia que los ayude en la puesta a punto para la reanudación del torneo.

“Es un período de preparación que no tuvimos con el plantel y lo queremos aprovechar. Necesitamos ese proceso sin partidos, ni la complejidad de descansar para la competencia. Como entrenamos bien en este tiempo, nos da la ilusión de que podemos seguir mejorando y lograr buen juego en paralelo con los resultados”, confesó Aldirico.

Por otra parte, fijó objetivos para el 2019: “El descenso alguna vez lo pensamos porque el arranque no fue el esperado, debemos estar atentos. Con la mejora del equipo seguramente tendremos la ambición de ir por un ascenso, hoy la única manera de pelearlo es por el Reducido por la lejanía con los punteros. Pensando en eso seguramente los promedios quedarán atrás”.

Semestre particular

Sobre finales de marzo, por la fecha 22 del certamen, el Gasolero asumirá una fecha especial en la que se medirá ante Los Andes, su clásico rival, en Lomas de Zamora. En etapa de definiciones, el equipo de Aldirico tendrá la chance de superar a un eterno oponente y, de paso, colaborar con sus objetivos sobre el cierre del torneo.

“El clásico es un partido muy importante y clave para el hincha. Lo tomamos como una competencia más, Temperley es grande y muchos equipos quieren ganarle, es un partido especial y buscaremos darle una alegría a la gente”, sentenció el entrenador.

Previo Sagarzazú apuntó a “salir de la zona baja lo más rápido posible"
Siguiente ¿Qué pasó con la Ley anti barras?