Detuvieron a un cuarto sospechoso por el crimen del sodero en El Jagüel

Fue en el marco de una serie de allanamientos que se realizaron en Luis Guillón, Monte Grande y Merlo.

Ya son cuatro las personas detenidas por el crimen de un sodero en El Jagüel. La última detención tuvo lugar en las últimas horas tras una serie de allanamientos realizados en las localidades de Luis Guillón y Monte Grande, del partido de Esteban Echeverría, y Merlo.

En las últimas horas fue detenido el último prófugo acusado del crimen, luego de siete allanamientos realizados en las localidades de Luis Guillón, Monte Grande y Merlo. Ya habían sido aprehendidos tres jóvenes de 17, 18 (señalado como autor del crimen) y 20 años.

En los procedimientos también fueron aprehendidos un hombre de 59 años de nacionalidad uruguaya y dos mujeres, una de ellas imputada por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil.

En los operativos, los policías secuestraron un auto Chevrolet Corsa con una cédula falsa; 60 dosis de paco; una escopeta Rubi Extra 5212 calibre .28; una pistola calibre .32 con 16 proyectiles; y una pistola Bersa calibre .22 con cargador y diez municiones, que tenía pedido de secuestro activo por el delito de hurto simple, ordenado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Los investigadores creen que luego de cometer dos robos, la banda intentó asaltar a José Horacio Cárdenas (48), quien se encontraba con un compañero en la esquina de Saavedra al 2600 de El Jagüel.

Cárdenas descendió del vehículo con el que realizaba los repartos y forcejeó con uno de los delincuentes, quien en ese momento le disparó un balazo en el pecho. El hombre fue trasladado de urgencia al hospital Santamarina de Monte Grande, donde murió a raíz de las lesiones sufridas.

Las motos que utilizaron los delincuentes para trasladarse esa tarde fueron registradas por cámaras municipales y comerciales, lo que permitió desplegar tareas de inteligencia con las que se estableció el domicilio en el que se encontraban los sospechosos. Además, uno de los detenidos fue reconocido por una de las personas a las que le robaron el sábado por su forma particular de hablar, producto de la falta de una gran cantidad de dientes.

Durante el allanamiento llevado a cabo por la Policía se secuestró el arma presuntamente empleada en el homicidio de Cárdenas y las camperas y cascos que los delincuentes llevaban puestos ese día, entre otros elementos de interés.

Las fuentes señalaron que una particularidad del accionar los acusados es que tiraban en el techo de las casas la documentación robada a sus víctimas, modalidad por la cual se les atribuyen varios hechos similares en las localidades vecinas de Longchamps, Burzaco y Lomas de Zamora.

Los cuatro detenidos quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Esteban Echeverría, que caratuló la causa como homicidio criminis causa, robo calificado y robo calificado por el empleo de arma de fuego reiterado.

Previo Lanús: Cayó banda narco que operaba en una zapatería
Siguiente “El Gobierno está intentando trampear la elección”, advirtió Gray