Ante una multitud, Macri pidió “no caer en espejismos”

Advirtió que con el Frente de Todos “están las misma frustraciones de siempre” y la “soberbia”. “Estoy para defenderlos”, aseguró en el acto del Obelisco.

El presidente Mauricio Macri protagonizó un acto proselitista en el Obelisco, ante miles de personas que se acercaron para brindarle su apoyo. Pidió “no caer en espejismos” y rechazó la “soberbia” del kirchnerismo. “Con ellos están las mismas frustraciones de siempre”, sentenció.

Miles y miles de personas se  acercaron este sábado a la marcha del “Sí, se puede” en el Obelisco. Las banderas argentinas sobresalían entre la multitud, aunque algunos carteles se dejaban ver entre  la marea humana. “Los errores se corrigen, la inmoralidad no”, “Los gatos tienen siete vidas”, “No al aborto”, “Señores jueces, dejen trabajar a Patricia Bullrich”, son algunas de las leyendas. Además, se multiplicaban los pañuelos amarillos con el slogan de campaña.

Macri caminó –vallado de por medio- entre la multitud para subir al escenario y repartió besos y abrazos, al tiempo que se prestó para tomarse algunas selfies con los manifestantes. De fondo, sonaba “se da vuelta, esto se da vuelta” para que la multitud arengue con fuerza. Boinas de campo, gorras y ponchos, además de las tradicionales camisetas de la Selección, proliferaban en la multitud que esperaba impaciente pero eufórica la palabra del Presidente.

Las revoluciones se forman con pequeñas rebeliones que se van juntando. Ésta es una rebeldía de gente de  paz

Horacio Rodríguez Larreta, quien aspira a la reelección en la Ciudad de Buenos Aires, fue el primer orador. “Que emoción saber que somos muchos, miles, millones los que estamos convencidos que sí se puede”, sostuvo, y le dio la “bienvenida” a la Capital Federal. “En la Ciudad demostramos que sí se  puede  transformar la realidad  para que la gente viva mejor”, apuntó.

“Cuando empezamos con Mauricio a trabajar en la ciudad, muchos creían que no se podía. Había mucha gente resignada pero demostramos que se le puede ganar a las inundaciones, si se puede cambiar  la vida de la gente por obras viales y mejorar el trasporte público. Nos llevó mucho esfuerzo, trabajo y tiempo pero mostramos que es una realidad. Esa misma convicción de cambiar la realidad, Mauricio la está llevando a toda la Argentina”, valoró el jefe de gobierno porteño, quien insistió en lo “emocionante” del acompañamiento del “pueblo” al Presidente.

Y advirtió: “No hay causa perdida cuando hay alguien dispuesto a luchar por ella y estamos todos dispuestos a luchar por esta causa, porque estamos convencidos que Mauricio la da vuelta (la elección)”. Convocó a la multitud a gritarle al Presidente que “sí se  puede” y salió al escenario… “Buenas tardes Argentina, gracias Argentina”, gritó el Presidente.

“Cada vez somos más. ¿Ustedes se dan cuenta lo que son, que todo esto es por ustedes? Ustedes crearon la marcha del ´sí se puede´ cuando ese 24 de agosto salieron a la calle para decirme que no estaba solo. Ahora se los decimos nosotros, ustedes no están solos”, señaló. “Hay cientos de miles de argentinos que marchan en el país y en el mundo, expresándose con libertad, emoción y banderas argentinas”, destacó.

Y apuntó contra Alberto Fernández, sin nombrarlo. “Con deditos, atril, canchereada, soberbia, esa forma de concebir el poder que los argentinos rechazamos. Basta de eso”, advirtió, y reconoció que esa “mayoría” de la que forma parte “muchas veces se quedó callada”. “Las revoluciones se forman con pequeñas rebeliones que se van juntando”, consideró, y advirtió que ésta es “una rebeldía de gente de  paz”. “No queremos violencia pero no estamos dispuestos a dejarnos llevar puestos una y otra vez”, alertó.

También mencionó a “los hermanos venezolanos” que “defienden los valores” que pregona el Gobierno, como “libertad y respeto”.  “No más  a la resignación, no más a seguir desaprovechando oportunidades, no queremos repetir la misma historia una y otra vez”, sentenció, al tiempo que aclaró: “No nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro”.

Y le preguntó a la multitud: “Creemos que la honestidad es importante, creemos que la educación y el trabajo son el camino para progresar, integrados al mundo tenemos un futuro mejor, creemos que el que gobierna tiene que estar al servicio de los ciudadanos, creemos que la Justicia tiene que ser independiente, creemos que tenemos que decir basta de impunidad, creemos que hay que combatir a los narcos y las mafias, creemos que la plata de las obras tienen que ir a las obras y no a los bolsos de funcionarios, creemos en ser libres para pensar y poder decirlo”, enumeró, y en cada punto, las miles de personas respondieron con un contundente “sí”. “Todo eso es lo que nos une y nos trajo hoy acá, esos valores”, apuntó Macri.

No caigamos en espejismos, con ellos están las misma frustraciones de siempre

Y cuestionó a la gestión anterior, marcando como diferencia  fundamental, entre otras, la ejecución de “políticas sociales sin clientelismo”. “Demostramos que puede gobernar mostrando el futuro que podemos construir, resolviendo problemas, sin generar miedo ni odio”, apuntó, aunque admitió que “habrá desafíos que enfrentar, pero no se resuelve con cuestiones del pasado”.

No caigamos en espejismos, con ellos están las misma frustraciones de siempre, las patotas, no aceptemos que los que entregaron el país ahora nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben. No dejemos que las dificultades nos hagan dudar de lo que logramos, que nos hagan abandonar nuestros sueños. Ya tropezamos muchas veces son la misma piedra, ya conocemos ese camino. Tenemos que sacar la fuerza la completar la tarea, estoy para defenderlos, para que nunca más se tengan que resignar, porque sí se puede”, expresó el Presidente. “Tenemos que dar vuelta la elección”, gritó eufórico.

Tras  algunos segundos se aplausos, el Presidente recordó: “El domingo 27 es la elección real, se define nuestro presente y nuestro futuro, por muchos años”. “Hay que transformar  esta energía en acción de  convencer, convencer a aquellos que todavía están dudando. Los necesitamos para construir la Argentina que soñamos, que merecemos, de trabajo, de paz y de unidad”, completó.

Y convocó a la comunidad a acudir a las escuelas el domingo 27. “Tiene que ser la elección de mayor asistencia desde 1983, por eso todos a votar”, convocó, pero también pidió que los que se sientan representados con el Gobierno y Juntos por el Cambio, militen. “Tenemos que lograr que nos respeten, no queremos prepotencia. Nos tenemos que ocupar de fiscalizar”, sentenció.

Previo Baglivo fue operado y su pronóstico es reservado
Siguiente Ya no quedan evacuados en Echeverría: se realizan operativos de limpieza