Poglajen valoró el “progreso” del equipo


El seleccionado argentino de vóleibol masculino culminó su paso por la Liga de las Naciones en la cual obtuvieron cuatro derrotas y once caídas, en un proceso de cinco semanas de competencia.

Ahora, los de Julio Velasco deberán mentalizarse en la Copa Panamericana, para seguir afianzando el funcionamiento de cara al Mundial de Italia- Bulgaria, que traduce el objetivo principal del equipo para la temporada.

En referencia a lo desarrollado en la VNL, Cristian Poglajen, en dialogo con Info Región, expresó: “El balance se puede dividir en dos, en parte fue negativo porque se perdió más de lo que se ganó, entonces no es totalmente bueno el hecho de perder puntos durante todo el torneo. En paralelo, tuvo su aspecto positivo porque el equipo fue creciendo, siempre de menor a mayor, arrancamos de una forma y terminamos de otra, pese a que se rotó en el plantel y que hubo caídas, jugamos bien”.

Buenas y malas. Las once caídas del conjunto nacional no son ajenas al análisis global, no obstante en la retina quedan los dos triunfos en Melborune, Australia, ante el dueño de casa y Brasil, en lo que tradujo el cierre de la quinta semana de actividad.

Al respecto, el ex jugador de Lomas Vóley, explicó: “Se cerró el último weekend con dos victorias y una derrota porque el equipo afianzó su nivel de vóley y fue muy bueno. Ajustamos algunas cosas que no se hicieron muy bien en semanas anteriores, fue un premio a no bajar los brazos y más allá de no clasificar a la fase final”.

Por otra parte, reconoció falencias del grupo y puntualizó en la falta de contundencia en los instantes definitivos para sentenciar el marcador: “Es uno de los factores a mejorar entre otras cosas, en varios partidos tuvimos las desgracias de no cerrar los sets. Si corregimos los detalles después del punto veinte, donde juega la lucidez del equipo, podremos aprovechar y golpear al adversario”.

El objetivo. Italia y Bulgaria repartirán la actividad del Mundial de la disciplina que se desarrollará a partir del 10 de septiembre. En el último torneo de Velasco al mando del equipo, los jugadores tratarán de dar el máximo para acercarse a la gloria deportiva.

“Al equipo lo veo muy bien para el Mundial, con las incorporaciones tendremos un equipo más completo y con mayor experiencia para alcanzar instancias finales de la competencia. Analizo el presente de manera muy positiva, siempre y cuando todos juguemos como equipo. La preparación sirvió para afianzar todos los rubros de juego, corregir errores y confirmar virtudes”, concluyó Poglajen, en charla con este medio.

Previo Cayó el patentamiento por primera vez en dos años
Siguiente González, a favor del aborto