La UNLZ repudió el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner

La Casa de Altos Estudios repudió el intento de magnicidio.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sufrió ayer un atentado cuando llegó a su vivienda de Recoleta. Mientras saludaba a la multitutud, apostada desde hace días en la zona, un hombre intentó asesinarla de un disparo en la cabeza. La Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) repudió este ataque.

La Comunidad Universitaria de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora expresa su más enérgico repudio y condena el atentado sufrido por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en lo que constituye el hecho más brutal de violencia política en la reciente historia democrática argentina“, advierte la Casa de Altos Estudios.

El comunicado agrega: “Exhortamos a la reflexión y a la acción de todos los que son capaces de determinar la línea que ayer se ha cruzado, y que deja de un lado a quienes reconocemos los valores de la institucionalidad, la paz social y la vida en democracia, y del otro a quienes incitan y provocan a la violencia, fomentando el odio y la división entre semejantes. No se trata ni de a quien votás, ni de tu preferencia ideológica: se trata de en qué país queremos vivir. Si en uno en el que reconozcamos, en la legitimidad de quienes nos rodean, la capacidad del desarrollo colectivo, las condiciones de solidaridad y el sentimiento de fraternidad, o en otro en el que los discursos de odio alimenten la incertidumbre, contribuyan al desánimo cotidiano y sean el germen sobre el cual la violencia más extrema puede poner en riesgo nuestra vida como sociedad. Hoy son esos dos países los que están en juego”.

Sin duda, hemos sido testigos del momento más duro de nuestra joven democracia, expuesta en su enorme fragilidad por quienes han generado un clima social sin precedentes, cómplices de la violencia de la cuál nuestra Vicepresidenta ha sido víctima. Aún si no nos sentimos responsables de haber provocado esa fragilidad, debemos ser protagonistas de la reconstitución de una institucionalidad robusta y activa, que garantice los derechos y los valores que nos definen como Nación”, señala el comunicado.

Y advierte: “En las aulas, en las oficinas, en los comercios, las fábricas y en las calles, tenemos la misión de construir la Argentina en la que queremos vivir y desterrar las prácticas que, como país, no queremos transitar nunca más. Por una Argentina en unidad y paz social, que condene cada acto de violencia política e institucional, así como a quienes la promueven. Por la defensa colectiva de un futuro que merecemos como Nación. Por la defensa de la vida en Democracia, como valor supremo de una Patria de iguales”.