Volvieron a pedir justicia por Viviana Giménez

Familiares y amigos se manifestaron frente a los Tribunales para reclamar que no se le conceda la domiciliaria a Osvaldo Valenzuela.

Familiares y amigos de Viviana Giménez, la mujer asesinada de un escopetazo en la cara el 18 de octubre en Parque Barón, volvieron a reclamar justicia este jueves. Nuevamente, se reunieron en la puerta de los Tribunales de Lomas de Zamora para pedir que el imputado por el crimen, Osvaldo Valenzuela, no sea beneficiado con la prisión domiciliaria.

En diálogo con Info Región, Diana, hermana de la víctima, criticó la labor de la jueza Marisa Salvo, al frente del Juzgado de Garantías 5, que deberá resolver si se le da lugar al pedido realizado por la defensa del acusado. “Es la cuarta vez que venimos a manifestarnos pero no nos atiende”, reclamó.

En la protesta estuvo acompañada por otras víctimas de violencia de género y según indicaron a este medio, volverían a realizar las movilizaciones para visibilizar el caso tras la feria judicial. “Desde que pasó que no pude hacer el duelo en paz. La verdad que ya no creo que en la Justicia”, aseveró.

La defensa del acusado requirió que su cliente cumpla la prisión domiciliaria en su hogar, ubicado frente al domicilio de la familia de Viviana, al basar su pedido en la edad de Valenzuela (75 años) y su condición de insulinodependiente. Sin embargo, la familia Giménez advirtió sobre el carácter de “persona peligrosa” del imputado y el riesgo que representa para ellos.

“Una persona que le vuela la cabeza de un escopetazo a otra, lo único que tiene es odio y no puede estar en su casa. Los vecinos del barrio lo denunciaron muchas veces y tienen terror de que esto suceda”, sentenció.

EL HECHO

El 18 de octubre, Viviana Giménez fue asesinada de un escopetazo en la cara en Parque Barón, en Lomas de Zamora, cuando fue interceptada en Año del Libertador al 200, al regresar de dejar a su hijo en el colegio.

Osvaldo Valenzuela, un vecino que vivía a metros de la casa de la víctima, se entregó minutos más tarde en la Comisaría novena, donde habría confesado el hecho.

Se trata de un oficial retirado de la Policía Federal, que luego de entregarse prestó declaración por “homicidio agravado” ante la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 16 de los Tribunales de Lomas de Zamora, especializada en Violencia de Género.

Previo La Justicia falló a favor de los docentes por premio por presentismo
Siguiente Barbuto, a la espera de la respuesta de Falcioni