La nena baleada en Merlo tiene muerte cerebral

Su estado es irreversible informó Edgardo Dozorezt, director del hospital, donde está internada.

La dramática noticia de las “balas perdidas” vuelve a los medios de comunicación, tras unos festejos navideños que contaron con una menor cantidad de heridos que en ediciones anteriores. Dos chiquitos fueron alcanzados por balas y una de ellos se encuentra con muerte cerebral.

Se trata de Maite, una niña de 5 años herida en la cabeza por una bala perdida durante los festejos de Navidad en el partido bonaerense de Merlo. Su estado es irreversible según informó esta tarde Edgardo Dozorezt, director del hospital donde la víctima está alojada en terapia intensiva.

Un chico de 9 años también resultó herido durante los festejos y se encuentra internado en el Héroes de Malvinas.

El año pasado, una nena de apenas 7 años murió al ser alcanzada por una bala en Villa Tranquila, partido de Avellaneda. Su madre y sus hermanas también resultaron heridas. El ataque había ocurrido en el interior de la vivienda, pero se creía que no fue intencional.

Menos heridos

En comparación con años anteriores, el número descendió rotundamente. Reportaron que son 24 los heridos en Capital Federal; rn la Región, desde hospitales y centros de atención precisaron a Info Región que son “varios” los heridos por armas de fuego y blancas. De todos modos, confirmaron cuatro baleados, dos pacientes por uso de fuegos artificiales, uno por herida de arma blanca y algunos intoxicados por consumo de alcohol.

En Córdoba hubo solamente un lesionado por fuegos artificiales: una adolescente de 14 años a la que le explotó una bomba de estruendo mientras la manipulaba; en Santa Fe, la madrugada de Navidad también fue ‘tranquila‘, de acuerdo con lo que precisaron los doctores del hospital José María Cullen, que recibieron nada más a un hombre de 27 años herido por pirotecnia. Como contrapartida, se registraron al menos nueve siniestros viales y un joven de 20 años fue apuñalado con un arma blanca durante una pelea.

En tanto, en Santiago del Estero hubo al menos 11 lastimados por el mal uso de los fuegos artificiales. De acuerdo con los medios locales, el hospital oftalmológico Enrique Demaría atendió diferentes casos por úlceras y queratitis ocasionadas por cuerpos extraños como cenizas o golpes con corchos. En otros lugares del país no se registraron víctimas por este tipo de accidentes, como es el caso de San Juan.

Previo El proyecto por el aborto vuelve en marzo al Congreso
Siguiente El dólar se disparó tras los feriados