Abrió el Espacio para la Memoria en el ex Pozo de Banfield

“A partir de hoy se abren las puertas”, celebró Juana Campero, durante la jornada que se realizó este viernes en el ex centro clandestino de detención y tortura.

Tras años de espera, finalmente se abrieron las puertas del ex Pozo de Banfield. Una parte del edificio en el que funcionó “la maternidad” de la dictadura fue abierto a la comunidad. Allí funcionará la Mesa de Trabajo del Espacio de la Memoria. Números artísticos, musicales y charlas dieron el marco a la jornada.

“Es un día histórico para Lomas de Zamora”, sostuvo Juana Eva Campero,  representante de la Mesa de Trabajo y referente de H.I.J.O.S Lomas de Zamora. “A partir de hoy  se abren las puertas y  la mesa va a tener un espacio propio para funcionar y construir una agenda de actividades para interactuar con la gente”, apuntó, en diálogo con Info Región.

Si bien el ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio mantuvo durante toda la jornada, de 10 a 14, las puertas abiertas, la inauguración simbólica se concretó cuando las concejalas Ana Tranfo, Daniela Vilar y Laura Berardo entregaron una carpeta con ordenanzas –que datan desde 2006 a la fecha- para  la construcción de un archivo histórico. “Nadie nos está regalando nada, este lugar lo construimos nosotros y hoy estamos logrando que la Ley de Espacio para la Memoria se concretice y que Lomas sea un lugar de anclaje que nos permita mirar para adelante en estos temas. Este es un aporte para el archivo histórico que seguramente se ira construyendo en este lugar”, valoró Berardo.

El Pozo de Banfield Fue uno de los centros de detenciones clandestinas que funcionó en la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar. Pertenecía a la Brigada de Investigaciones de Banfield y dependió del Regimiento de Infantería Mecanizada N°3, enmarcado en el denominado Circuito Camps.  El predio también era conocido como “La Maternidad” porque un gran número de mujeres embarazadas detenidas fueron trasladadas y dieron a luz en ese terrorífico lugar.

El 16 de septiembre de 2010, el Pozo de Banfield fue declarado Centro para la Memoria, la Verdad y la Justicia, en el marco de un acto que contó con la presencia de la entonces secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho, quien murió dos años después. Esta señalización, a partir de pilotes emplazados en el frente del edificio de Vernet y Siciliano, se registraba cuatro años después del inicio del trámite del Ministerio de Seguridad para que pasara a la órbita de Derechos Humanos.

Tras un pedido de informe a la Justicia, por parte del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, se habilitó una parte para que funcione el Espacio para la Memoria. Se trataba de dos oficinas, que recién hoy fueron abiertas  a la comunidad. “Tuvimos que generar muchísimos procedimientos judiciales para lograr que no exista más la comisaria y que se pudiera preservar como un lugar para empezar a construir el Espacio por la Memoria”, remarcó Berardo.

Este domingo se conmemora el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en vísperas del 43 aniversario de golpe cívico-militar, Campero realizó un balance del año pasado y cuestionó al Gobierno.

“En los últimos años hubo un retroceso en todo lo que se está haciendo en cuestiones de los derechos humanos”, consideró, al tiempo que rechazó: “Tenemos un estado ausente en lo que es Derechos Humanos”. “Para ellos será un curro, para nosotros es mantener viva la memoria y exigir justicia. Los delitos de lesa humanidad no proscriben”, sentenció.

Previo Pallares: “Nuestro candidato es Nicolás Russo”
Siguiente Los Andes consiguió un triunfo que vale oro en Córdoba