Conflicto en la 165: “Hay cientos de familias y miles de usuarios que esperan que esto se resuelva”

Así lo advirtieron choferes de las líneas 165, 112 y 243 luego de la reunión que mantuvieron en el Ministerio de Trabajo.

Los choferes de las Líneas 165, 112 y 243 pidieron celeridad para el expediente que permitiría que la empresa pueda ser adquirida por otro grupo comercial y enfatizaron que “hay cientos de familias y miles de usuarios que están esperando que la situación se resuelva cuanto antes”.

En diálogo con Info Región, el delegado de la empresa Expreso Lomas Patricio Alomo contó que el lunes tuvieron una audiencia en la Secretaría de Trabajo, en la que los funcionarios les dijeron que “eran incapaces de intervenir debido a las trabas judiciales”. “Estamos a la espera de que el expediente de Cámara pase al juzgado y hasta que esto no ocurra la empresa no puede ser adquirida por otro propietario. Además, tampoco van a intervenir los Ministerios (de Trabajo y de Transporte) si la cosa no cambia”, explicó.

En este sentido, enfatizó que las demoras son “una vergüenza porque hay miles y miles de usuarios que están esperando este servicio y que están gastando mucha plata haciendo más combinaciones para poder llegar al trabajo o a sus casas”. “También hay cientos de familias esperando una respuesta”, agregó.

Anticipó, asimismo, que en caso de no tener ninguna novedad y de que el trámite judicial se estanque convocarán “una nueva movilización para visibilizar lo que está pasando”. “Hasta el momento no estamos siendo escuchados por nadie y se trata de líneas de colectivo que son utilizadas por mucha gente”, advirtió.

El conflicto

A comienzos de 2018, la falta de combustible derivó en un conflicto que se extendió en el tiempo y dejó a usuarios sin el servicio durante varias semanas. Los choferes dieron comienzo a un paro por falta de insumos y unidades en condiciones de transportar pasajeros, además de conflictos con los salarios. Denuncia de vaciamiento e intervención judicial de por medio, finalizó el conflicto en abril de ese año, pero se reanudó en este 2019.

Por falta de unidad, el 12 de marzo dejó de funcionar la línea 165 (que lo hacía de forma reducida) y se sumó a las líneas 112 y 243, que ya no circulaban. “No tenemos colectivos para trabajar”, explicaron los trabajadores en aquel momento. Al día de hoy, no hay servicio.

Previo Tras un año y medio, la escuela especial 507 reabrió sus puertas
Siguiente Confirmaron la prisión preventiva para Andrada