Robaron un banco y se llevaron 300 mil pesos, pero fueron detenidos

Tres personas fueron aprehendidas en el marco de allanamientos que se realizaron en Virreyes, Tigre y Benavídez. Tienen antecedentes.

“Tres sujetos acusados de ser los delincuentes que ingresaron al banco Industrial de Santos Lugares y a mano armada robaron cerca de 300 mil pesos, fueron detenidos por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, tras varios allanamientos realizados en el norte del conurbano”, informó el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de Juan Domingo Ríos (44), Carlos Humberto Pereyra (30) y Brian González (20). Según informaron, los tres tienen antecedentes penales por distintos delitos.

Las detenciones se produjeron durante tres allanamientos realizados en Pueyrredón 1690, de Virreyes; Esquiú y Fleming, de Tigre, e Iriarte 2060, de Benavídez. Secuestraron seis teléfonos celulares robados, un equipo de radio frecuencia y una pistola calibre 9 milímetros; una pistola 11,25 sin marca ni numeración, dos cargadores, dos proyectiles, un chaleco antibala, precintos y guantes negros.

Los procedimientos estuvieron a cargo de la comisaría San Fernando 1°, con la colaboración de otras reparticiones policiales, y los detenidos quedaron a disposición de la UFI N° 5 del Departamento Judicial de San Martín, a cargo de Gabriela Disnan.

Se busca, al menos, a otros dos integrantes que formarían parte de la banda.

El robo al banco

Los voceros informaron que, de acuerdo a la pesquisa, los ahora detenidos fueron quienes cerca de las 14 del 5 de este mes ingresaron armados -junto a un cuarto cómplice aún prófugo- a la sucursal bancaria situada en en Rodríguez Peña al 1700, Tres de Febrero.

Encapuchada y bajo amenazas con armas, la banda redujo a los vigiladores y al tesorero, tras lo cual se apoderó de cerca de 300.000 pesos y huyó en dos automóviles, un Renault Sandero blanco y un Volkswagen Fox negro, que luego fueron abandonados en la esquina de las calles Alpatacal y Giorello, a dos cuadras del banco asaltado.

Fuentes policiales informaron que ambos vehículos tenían pedido de secuestro por haber sido robados en marzo pasado en Quilmes y en la Ciudad de Buenos Aires, respectivamente.

Previo A Lomas le cuesta adaptarse al nuevo sistema
Siguiente Nueva baja del dólar