Le hicieron llegar una maqueta del 165 a Alberto y Cristina Fernández

El intendente Fernando Gray fue el mediador entre los trabajadores de Expreso Lomas y los precandidatos. Fue para visibilizar la problemática.

En marzo, las unidades dejaron de salir a la calle pero los trabajadores permanecen estoicos en los galpones de Expreso Lomas, pese a no percibir sus salarios. El pasado 25 de mayo, le hicieron llegar una réplica de un colectivo de la línea 165 a Alberto Fernández y Cristina, en el marco de la presentación formal como fórmula para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

La unidad, que lleva los números 165 y 112 (dos de las líneas de la empresa judicializada), mide cerca de 10 centímetros. Con admirable detalle, la maqueta está protegida por por una caja de vidrio. Así, con sumo cuidado, fue entregada por el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, a los dirigentes.

La entrega se concretó el 25 de mayo pasado, en el marco de un acto que tuvo lugar en Merlo. El Intendente y presidente del PJ bonaerense actuó como mediador entre los trabajadores y los Fernández. El objetivo es visibilizar el conflicto, motivo por el que ya realizaron juntas de firmas y presentaciones en el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora y Lanús.

“Les entregué una maqueta hecha por trabajadores de la línea 165 que hace 40 días que no trabajan y corren riesgo 400 empleos”, señaló. “Nosotros sabíamos que se iban a juntar. Fue para meter políticamente un poquito de presión porque ya estamos en el día 76 de reclamo y estamos sin sueldo y sin fuente laboral”, explicó el delegado Hugo Wurtz, en diálogo con Info Región.

El 25 de mayo, en Merlo

Las líneas 112, 165 y 243 dejaron de salir a las calles en marzo, el 12 de ese mes los trabajadores anunciaban la paralización total del servicio por falta de unidades. Unos 50 usuarios se ven perjudicados desde ese entonces y, por el momento, no se vislumbra una solución al conflicto. De hecho, cientos de trabajadores -que dejaron hace tiempo de cobrar su sueldo- temen perder su puesto y dependen de la solidaridad de vecinos para poder llevar algo de comida a sus mesas.

Hoy, la respuesta debe llegar de la Justicia. Hay dos empresas en pugna y hasta tanto no se resuelva esa situación, las unidades permanecerán guardadas en los talleres. “Lo nuestro está complicado. El otro dia tuvimos una reunión todas las partes en el juzgado y el juez explicó que avalaría el servicio de emergencia pero que, para eso, se tienen que poner todas las partes de acuerdo para que no sufra rechazo”, comentó Wurtz.

Previo Futsal: Banfield busca "regularidad” para soñar con los playoff
Siguiente Peña a la UCR: “Esta coalición es un proyecto que trasciende la coyuntura”