El parte médico de Alberto Fernández

Los rumores en torno a complicaciones de salud obligaron al precandidato presidencial a dar a conocer el parte médico del sanatorio Otamendi, donde estaba internado.

Los rumores en torno a complicaciones de salud de Alberto Fernández, precandidato presidencial, comenzaron el lunes, cuando ingresó al Sanatorio Otamendi. Si bien desde un primer momento el dirigente desmintió afecciones, rozando la medianoche dio a conocer el parte médico, con un mensaje de agradecimiento por la preocupación.

“A quienes se preocuparon francamente por mi salud, les dejo mi gratitud y el parte médico del Sanatorio Otamendi que seguramente los tranquilizará. Vuelvo a trabajar con mi salud a pleno y mis ganas multiplicadas”, expresó a través de Twitter. Y cerró el mensaje con un “¡¡¡Gracias a todos!!!”.

El parte médico detalla que Fernández ingresó al sanatorio por sus propios medios, “con un cuadro de tos seca y dolor torácico”, pero no presentaba otros síntomas. En ese marco y con vistas a la campaña electoral, los profesionales le recomendaron realizarse estudios de rutina para determinar su estado general de salud.

“Luego de realizar varios estudios diagnósticos, se detectó una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegementaria”, explica el texto que lleva la firma de Marisa Lanfranconi, Directora Médica del Sanatorio, pero aclara que “presentó un ecocardiograma normal”. “El paciente presente buen estado general”, concluye.

El parte médico

El paciente Alberto Fernández ingresó al Sanatorio Otamendi por sus propios medios, el día de ayer lunes 3 de junio, con un cuadro de tos seca y dolor torácico, sin otros síntomas asociados.

En consideración de las intensas actividades presentes y futuras del paciente y sus antecedentes heredo familiares se decide la internación para explorar el cuadro presentado y realizar una serie de chequeos generales sobre su estado de salud.

Luego de realizar varios estudios diagnósticos, se detectó una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegementaria. Presentó un ecocardiograma normal.

El paciente presente buen estado general, con adecuado control del dolor, deambulando por la habitación, acompañado por su familia.

Previo Lavagna protagoniza el primer acto de campaña
Siguiente Argentina continúa con la preparación de cara a la Copa América