Con la declaración de la viuda, arrancó el juicio por el crimen de Scriva

Se lleva a cabo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 10 de Lomas de Zamora. Son dos los imputados por el homicidio.

Comenzó hoy el juicio por el homicidio de Sebastián Scriva, que tuvo lugar en febrero de 2018, con la declaración de testigos; entre ellos, la viuda Graciela Burdos.

El juicio se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora. Los imputados, David Nicolás Acosta y Héctor Ángel Pereyra, llegaron al juicio detenidos. Están acusados de “robo agravado por el empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio criminis causa”.

En primera instancia, las partes expusieron los lineamientos del caso. El fiscal Guillermo Morlacchi advirtió que en base a las pruebas, durante el proceso se buscará probar “la materialidad ilícita cometida por los acusados”. Por su parte, la defensa indicó que se buscará “demostrar la inocencia y por lo tanto (solicitar) la absolución” de los acusados.

La audiencia inicial por el homicidio de Scriva contó con testimonios de la familia y de testigos presenciales. Graciela Burdos, la esposa de Scriva, declaró que durante las ruedas de reconocimiento logró identificar a quien aparentemente le disparó a su marido y lo describió como “un chico alto, de cutis clara, de buen parecer y con alrededor de 20 años”, descripción que se asemeja con uno de los imputados.

La mujer se mostró angustiada y lamentó la muerte de su esposo al tiempo que afirmó que le “destrozaron la vida”. “Nada es igual en la familia”, apuntó en su desgarrador relato.

Todos los testigos presenciales coincidieron en que los delincuentes que interceptaron a Scriva en 2018 fueron dos y que conducían una moto. También fueron contundentes en que uno de ellos llevaba una campera “roja o rosa” y que fue ese quien efectúo los disparos y se escapó junto al conductor en el vehículo con el que habían llegado. Sin embargo, al sujeto que manejaba la moto nadie pudo describirlo porque “llevaba un casco puesto”. 

La segunda audiencia está prevista para el miércoles a partir de las 9 en la Sala I de los Tribunales de Lomas de Zamora.

EL HECHO

Sebastián Scriva (60) atendía su negocio, ubicado en la esquina de Madariaga y Portugal, Almirante Brown, y cuando se disponía a cerrar el local fue abordado por dos sujetos que le robaron la recaudación y lo balearon en el pecho. Fue trasladado al hospital de Monte Grande, pero falleció tras ser intervenido quirúrgicamente.

Horas más tarde, los sospechosos fueron detenidos cuando chocaron a bordo de una moto que tenía pedido de secuestro. Los encontraron alcoholizados y heridos en un hospital luego de que sufrieran un accidente, tras asistir a  un bar de Monte Grande llamado “Lukovo” donde habrían gastado parte de lo robado.

Previo En campaña, Macri prometió beneficios para las PYMES y los monotributistas
Siguiente Lomas: El Frente Renovador espera un resultado “histórico” en octubre