Condenaron a un hombre por asesinar a su ex esposa delante de sus hijos en Burzaco

El TOC 9 de Lomas de Zamora adelantó este jueves el veredicto condenatorio de Fernando Luis Oriolo, quien mató a su ex pareja a martillazos en 2014.

Foto archivo

Un tribunal de Lomas de Zamora condenó este jueves a un hombre por asesinar a su ex esposa con un martillo delante de sus cuatro hijos, hace siete años en una casa de Burzaco, a la que concurrió a pesar de que tenía una restricción de acercamiento por violencia familiar.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas hizo este mediodía un adelanto del veredicto condenatorio de Fernando Luis Oriolo (44), a quien halló culpable del asesinato de Estefanía Michel Díaz (30).

La pena a purgar y los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer el 14 de julio a las 11.30.

El fiscal Andrés Santos Procopio había solicitado en su alegato que Oriolo sea condenado a prisión perpetua por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”.

En tanto, la defensa sostuvo en su alegato que Oriolo cometió un “homicidio en estado de emoción violenta”, por lo que debía ser condenado por ese delito, que tiene una pena mínima de 10 años de cárcel.

El caso

La fiscalía dio por probado en el juicio que el crimen ocurrió el 14 de marzo de 2014 en una casa de Ángel Gallardo, entre avenida Monteverde y Paraná, de la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, donde Estefanía vivía con sus hijos que en su momento tenían 9, 7, 5 y casi 2 años.

De acuerdo a la acusación, el hombre tenía una restricción de acercamiento otorgada por un Juzgado de Familia de Lomas de Zamora por violencia, pero la incumplió para atacar a la mujer que trabajaba como auxiliar de cocina en una escuela de Longchamps.

“Esa noche entró sigilosamente rompiendo el portón y la ventana de la casa y sin piedad la torturó. Estaban los chicos y el que vio todo desde el principio fue mi nieto mayor”, recordó Lidia, la madre de la víctima.

Durante el debate oral, el joven declaró ante el TOC 9 lo que sucedió aquel día en el que su padre atacó a su madre con un martillo. “Declaró con toda la fuerza y con toda la humanidad y el amor que le transmitió su madre desde el cielo, porque en esa criatura se vio el dolor que emanó por toda la sala”, expresó su abuela.

Tras la golpiza, la mujer quedó gravemente herida y fue trasladada de urgencia a un hospital de Adrogué y luego derivada a una clínica, donde permaneció internada cinco días hasta que falleció a raíz de las lesiones.

Oriolo fue detenido y desde ese momento continuó preso a la espera de este juicio que primero iba a realizarse en 2017 pero por cuestiones de salud no pudo realizarse. Luego se fijó una nueva fecha para abril de 2020, aunque fue postergado por la pandemia de coronavirus.