Prepagas, alquileres, expensas y GNC: los aumentos de agosto



Con un Índice de Precios al Consumidor (IPC) que en junio se ubicó en 3,2 por ciento y una inflación que se encamina al 45 por ciento anual, muy por encima de la pauta del 29 prevista en el Presupuesto, agosto llega con una nueva batería de incrementos, en un contexto de tipo de cambio oficial estable pero con el blue merodeando los $180, y las tarifas casi congeladas.

El precio del metro cúbico del GNC subirá entre $2 y $3 a partir de agosto, para venderse a un promedio de $40 en estaciones de servicio del área metropolitana (AMBA). En noviembre habrá un nuevo y último incremento en el año, cuyo porcentaje dependerá de eventuales subas en el precio de las naftas.

Estos aumentos se explican por los nuevos contratos que se firmaron de GNC, corresponde que el valor del gas en boca de pozo pase a representar el 14 por ciento del precio de nafta súper, sobre el 13,5 actual.

El último aumento de este combustible se había aplicado en abril de este año, del 5 por ciento. Tanto distribuidoras como estaciones de GNC acordaron una suba suba de 0,5 puntos porcentuales cada tres meses, hasta llegar a un 15,5 por ciento.

Prepagas

El Gobierno autorizó cuatro aumentos del 9 por ciento para las empresas de medicina prepaga, tres de los cuales se aplicarán en lo que resta de este año y el cuarto en enero de 2022. Así, las cuotas de las prepagas subirán un 27% antes de fin de año, que se sumará al 14% que el Gobierno autorizó en lo que va de 2021.

La decisión, que se formalizó por medio de la Resolución 2125/2021 del Ministerio de Salud, publicada hoy en el Boletín Oficial, habilita a todas las entidades de medicina prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP) para aplicar aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para mayo de 2021, de hasta un 9 por ciento a partir del 1º de agosto y el mismo porcentaje a partir del 1º de septiembre, 1º de octubre y 1º de enero de 2022.

Las empresas deberán incrementar los aranceles de las prestaciones médico-asistenciales brindadas a sus beneficiarios siempre sobre los valores vigentes al mes anterior, aclaró la Resolución con lo cualñ el incremento total será del 41.14 por ciento

Expensas

El ajuste de la paritaria conseguido por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), con aumentos salariales que subieron del 32 al 44,8 por ciento, comenzó a impactar en julio sobre las expensas que deberán pagarse en agosto.

El gremio de los encargados logró ese aumento para compensar el desfasaje con el índice de inflación y consiste en un pago adicional de $8.000 mensuales hasta febrero del 2021.

Este incremento tendrá impacto directo sobre las expensas, que representará un 8 por ciento aproximado de costo extra para los habitantes de edificios. Si se tiene en cuenta que se considera que el sueldo percibido por los encargados de edificios representa entre 55 y 60 por ciento del valor neto de las expensas, el incremento rondará entre el 25 y el 30 por ciento promedio.

Alquileres

A partir de agosto también se pondrá en marcha el aumento para quienes firmaron contrato de alquiler luego de que se aprobara la nueva ley.

En esos casos, la suba se ubicará en torno al 50 por ciento, dado que la nueva formula toma en cuenta un índice conformado por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el de salarios (RIPTE).

Según un informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), el salario mínimo, vital y móvil alcanzó en julio para pagar el 97,2 por ciento del alquiler de un departamento de un ambiente en la Ciudad de Buenos Aires.

En junio, el salario mínimo fue de $25.272 y en julio se elevó a 27.216, en tanto la mediana de los monoambientes ofertados en la Ciudad de Buenos Aires se mantuvo sin variantes en $28.000.