Ajustan el cepo para frenar el goteo de divisas

La Comisión Nacional de Valores redujo a la mitad la cantidad de divisas que pueden adquirirse con bonos de ley local. Al tiempo que el BCRA cerró más las importaciones.

El Gobierno ajustó nuevamente el cepo cambiario para frenar la fuga de divisas provocada por la mayor demanda de dólares financieros que se registra en las últimas semanas.

Mientras la Comisión Nacional de Valores (CNV) anunció hoy un nuevo límite para la venta de esas divisas para evitar que el Banco Central (BCRA) deba intervinir en el mercado, la propia autoridad monetaria dispuso modificaciones en el mecanismo anticipado de importaciones.

Las reservas del Central cayeron más de US$ 3000 millones en septiembre a causa del pago al FMI y la contención de las opciones financieras. El último cuatrimestre aparece desafiante en un mercado que busca dolarizarse y en el que se esperan menos aportes del campo a causa del precio de la soja en baja desde hace nueve meses.

A partir de la Resolución 907/21 de la Comisión Nacional de Valores (CNV) se dispuso establecer un límite de 50 mil nominales semanales para la venta de valores negociables denominados en dólares y emitidos bajo ley local con liquidación en moneda extranjera, en el segmento PPT, considerando tanto operaciones MEP como Cable.

Solo se podrán cursar órdenes para concertar operaciones con valores negociables con liquidación en moneda extranjera o realizar transferencias de valores negociables desde o hacia entidades depositarias del exterior, si en los 30 días corridos anteriores no se concertaron operaciones de venta de valores negociables nominados y pagaderos en dólares estadounidenses emitidos por la República Argentina bajo ley local, con liquidación en moneda extranjera, en el segmento PPT.

También podrán cursarse esas órdenes si existe manifestación fehaciente de no realizar operaciones definidas en el punto a- partiendo del momento en que se liquidan las referidas operaciones y por los 30 días corridos subsiguientes.

Además, 3se dispone el cese de las restricciones a la venta de valores negociables denominados en dólares y emitidos bajo ley extranjera con liquidación en moneda extranjera.

Más trabas a las importaciones de parte del BCRA

La medida fue dispuesta al mismo tiempo que la autoridad monetaria también anunciaba que limitará la precancelación anticipada de importaciones, con el mismo objetivo.

El directorio de la entidad decidió modificar esta tarde el mecanismo por el cual se realizaban esos pagos, los que durante este mes se deberán cursar a partir del despacho a plaza de los bienes. El objetivo no es otro que frenar la escalada de los dólares financieros

Según explicaron desde la autoridad monetaria, la medida solo afectará al 13% de las operaciones ya que aplica en los casos en que se estén realizando importaciones por mayor valor del que se ha ingresado. La medida estará vigente hasta el 31 de octubre y busca equilibrar los pagos con los bienes ingresados al país.

El BCRA detectó que se vienen registrando desde el mes de junio pagos por un valor superior al despacho de mercadería a plaza.

En junio se registraron importaciones por un valor FOB de US$5600 mil millones y pagos por US$5900 millones y en julio esa relación fue de US$5400 millones de importaciones FOB y pagos por US$5700 millones. A partir de agosto esa diferencia entre pagos efectuados y bienes ingresados se amplió: fue de US$5400 millones de ingreso de bienes y US$6200 millones de pago cursados a través del mercado de cambio. Y en el último mes, la relación fue de US$5500 millones de importaciones y US$5900 millones.

El Banco Central vendió casi US$1000 millones en septiembre

Este martes, la autoridad monetaria debió erogar US$100 millones con los cuales ya lleva vendidos US$200 millones durante las tres primeras jornadas de octubre. Si se toma el resultado de la última semana, la pérdida asciende a cerca de US$470 millones.

La ampliación de la brecha cambiaria preocupa al Gobierno, que teme que una distancia tan grande entre la cotización administrada por el BCRA y los dólares paralelos abra la puerta a una mayor presión dolarizadora por el temor a una devaluación y que también impacte en la dinámica del comercio exterior, con una menor exportación y una aceleración de importaciones que acentúe la escasez de dólares.

En la plaza mayorista en la que interviene el Banco Central con operaciones de regulación de liquidez, el billete ascendió este martes escasos tres centavos, a $98,90, con una brecha cambiaria de 87,1% respecto del dólar “blue”. Respecto al dólar “contado con liqui”, la brecha es de 77,7%.