El desempleo fue de 8,2% y anotó su quinta baja consecutiva


El desempleo llegó a 8,2% en el tercer trimestre de este año informó hoy el Indec al anunciar que el indicador recortó 1,4 puntos porcentuales en relación al 9,6% y si bien se trata del mejor dato desde el cuarto trimestre de 2017, cuando la desocupación alcanzó el 7,2%, la falta de trabajo afectó a 1,75 millones de argentinos.

El dato de desempleo del período comprendido entre julio y septiembre de 2021 exhibió una baja de 3,5 puntos porcentuales con respecto al mismo lapso de 2020, cuando había 11,7%, en lo que fue el segundo registro más alto desde el comienzo de la pandemia.

Al respecto, el Palacio de Hacienda compartió declaraciones del ministro Martín Guzmán: “Estamos experimentando una muy fuerte recuperación del empleo, que en el tercer trimestre estuvo plenamente explicada por su crecimiento en el sector privado. Se crearon 422 mil puestos de trabajo en el trimestre. Es consistente con lo vibrante que están resultando la recuperación de la producción y de la inversión”, afirmó el funcionario.

Por su parte, la tasa de empleo llegó a 42,9% y creció 1,4% en relación con el dato previo en el mejor dato desde el cuarto trimestre de 2019 y sobre el que Economía resaltó que se recuperó con más fuerza entre las mujeres (45,9% en el tercer trimestre de 2021 versus 39,4% de hace un año) que en los hombres (alcanzó el 63,7% en el tercer trimestre 2021 frente a 57,7% de igual período del año pasado).

El Indec no solo informa la tasa de desempleo, sino también la cantidad de personas que no tienen trabajo. En ese sentido, calculó que en el segundo trimestre hubo 1,1 millones de argentinos desocupados. Sin embargo, esa medición solamente hace referencia a los 31 conglomerados urbanos que releva el organismo conducido por Marco Lavagna.

Al expandir esa cifra al total de la población económicamente activa, se obtiene que la falta de trabajo afectó a 1,75 millones de argentinos. Ese dato mejoró en comparación con las 2 millones de personas desempleadas que había a fin del primer trimestre de este año.

La falta de trabajo afectó más a las mujeres que a los hombres entre julio y septiembre de 2021. Entre los varones, la tasa de desempleo se ubicó en 7,7%, mientras que entre las mujeres fue de 9%. De todos modos, ambas variables presentaron un descenso en comparación con las cifras previas, de 9% y 10,4%, respectivamente.

El desempleo afecta particularmente al grupo de entre 14 y 29 años. En las mujeres de ese rango etario, el desempleo llega a 18% y en los hombres alcanza el 16,6%. En cambio, en personas de entre 30 y 64 años, la incidencia del desempleo cae a 6,1% en mujeres y 4,9% en hombres.

Dentro del 8,2% de desocupados, hay un 3,6% que busca trabajo hace más de un año. Un 1,3%, en tanto, no tiene trabajo desde hace 3 a 6 meses; un 1,1% busca empleo en un período de entre 6 y 12 meses. Finalmente, solo un 0,7% busca empleo desde hace menos de un mes.

La tasa de actividad, es decir, la cantidad de gente económicamente activa sobre la población total expresa cuántas personas trabajan o buscan trabajo un dato que en tiempos de crisis, exhibe el efecto desaliento, que muestra la falta de motivación de los desocupados a buscar empleo.

En el tercer trimestre, esa tasa de actividad subió 0,8 puntos porcentuales y alcanzó al 46,7% de la población, el mejor dato desde la irrupción de la pandemia aunque se mantiene debajo del 47,1% registrado en el primer trimestre de 2020.