El FMI confirmó US$ 4000 millones para Argentina


Fondo Monetario Internacional

Tras la aprobación del 8 de junio por parte del personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) de un desembolso de 4000 millones de dólares para la Argentina, el directorio del organismo de crédito multilateral hizo oficial la medida al considerar que el país cumplió las metas del primer trimestre, aunque aceptó que se puedan modificar “las metas trimestrales del déficit fiscal primario y de acumulación de reservas”.

“El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos anuales establecidos en la aprobación del acuerdo permanecerán sin cambios. Esto es fundamental para fortalecer la estabilidad y apoyar la recuperación económica en curso”, detalló la entidad presidida por Kristalina Georgieva.

Para el organismo los objetivos inamovibles son un rojo fiscal máximo del 2,5 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI); una acumulación de reservas de, al menos, US$ 5800 millones; y lograr que la emisión monetaria no supere el un punto del PBI.

Tal como lo pidió el ministro de Economía, Martín Guzmán, ambas partes pueden negociar la modificación de las metas trimestrales en los dos puntos cruciales: déficit y reservas.

El permiso para el desvío de las metas trimestrales llegó en un momento clave para el Gobierno nacional, ya que la revisión del actual período abril-junio llegará recién en septiembre a causa de que al Banco Central le cuesta captar los dólares de la liquidación récord del agro, por la alta demanda de divisas para importar energía y otros productos.

Al mismo tiempo el déficit se incrementó durante los últimos meses. En abril, último dato oficial disponible, el rojo fiscal llegó a casi 80.000 millones de pesos y así acumuló más de $280.000 en el primer cuatrimestre.

En esta misma línea, los subsidios a la energía ya se habían disparado el 150 por ciento interanual por la suba de los precios internacionales derivada de la invasión rusa a Ucrania. Mientras que el gasto público también se incrementó por los bonos a jubilados y otros sectores más vulnerables frente a la alta inflación, que ya acumula el 29,3 por ciento en los primeros cinco meses del año.

Si bien no es un ítem incluido en el acuerdo con el Fondo, el precio del dólar y su frecuente volatilidad es otro de los frentes internos que preocupan a la Casa Rosada. Hoy la versión blue de la divisa estadounidense llegó a $226, el máximo valor alcanzado en su historia.