Máximo Kirchner convocó al PJ bonaerense para apoyar a Cristina Fernández


El presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner convocó hoy a una reunión de urgencia para acordar una línea de respaldo a la vicepresidente Cristina Kirchner en el marco de la causa Vialidad por la cual se encuentra procesada y con un pedido una pena de prisión de 12 años y la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos por los delitos de asociación ilícita y defraudación al Estado.

En el oficialismo se debate cuándo el peronismo, centrales obreras, movimientos sociales y fuerzas cooptadas por el kirchnerismo saldrán para marchar en defensa de la vicepresidente por lo cual el líder de La Cámpora e hijo de la acusada busca tomar la iniciativa para empezar a organizar la resistencia a la acción judicial.

El PJ bonaerense emitió un comunicado en “solidaridad con la compañera vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner” en el que manifiesta su “repudio por la utilización de uno de los tres poderes del Estado, el Judicial, para la persecución de dirigentes políticos y sociales”.

“Hay que organizarse, ya no alcanza con un Twitter”, manifestó hoy el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, antes de participar de la jura del nuevo ministro de Trabajo bonaerense, el sindicalista moyanista de la Corriente Federal de Trabajadores Walter Correa.

En ese acto oficial, celebrado en un teatro de La Plata una multitud de funcionarios públicos cantó “si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”.

En tanto, la senadora nacional kirchnerista Juliana Di Tullio adelantó que se conversa sobre la fecha de convocatoria, y que una de las alternativas es la del 17 de octubre, el Día de la Lealtad, que conmemora la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón en el marco de una movilización obrera.

Otros sectores prefieren esperar a que el tribunal dicte sentencia en diciembre.

Para el ministro bonaerense de Desarrollo Social bonaerense y secretario general de La Cámpora, el porteño Andrés Larroque hubo “un despertar de miles y miles de compañeros y compañeras de militantes y no tan militantes que no tienen una militancia tan orgánica pero se sienten convocados no a defender a Cristina, sino a defender al peronismo y a la democracia por esta situación que se está atravesando”.