Nuevas palabras para una lengua en nuevos tiempos


Un grupo de lingüistas presentó un informe en formato de glosario en el que reflejan el dinamismo de la lengua a través de las palabras que se incorporan entre los hablantes como representación de los cambios sociales de una época.

El glosario desarrollado para la plataforma de aprendizaje Babbel presenta nuevos términos acuñados en los últimos años, entre los que aparecen “amigovio”, “finde”, “chat”, “poliamor” o “textear”, todos surgidos en los últimos 15 años.

El trabajo también muestra neologismos surgidos por la fuerza del habla, entre ellos “amigovio” -para referirse a la relación menos formal con una pareja amistosa-; ”poliamor” -que toma del griego “poli”, por pluralidad, y le agrega el término amor para dar cuenta de una relación amorosa consentida entre más de dos personas-; y “pansexualidad” – para describir la atracción hacia otras personas independientemente de su sexo o identidad de género-.

Otra de las vertientes se identifican en términos originados en luchas sociales y los nuevos derechos, como “transgénero” para referirse a “dicho de una persona que no se siente identificada, reconoce con su sexo anatómico con el que nació”, cuyo término se compone del prefijo de origen latino trans (”a través” o “más allá”) y la palabra género.

Lo mismo ocurre con “cisgénero” que, en cambio, refiere a aquella persona que sí se siente identificada con su sexo biológico, dado que cis es el antónimo de trans y hace mención a la idea “de este lado”.

El estudio recopila otras palabras curiosas que se sumaron al vocabulario de la lengua castellana, tales como “spa”, “finde”, “friki”, mantero”, “quinoa”, “biopic” o “muac”, una onomatopeya que reproduce el sonido de un beso.

El lingüista a cargo de la investigación, David Marín, sostuvo que “a una lengua viva nada le impide seguir evolucionando y adaptándose a las circunstancias, lo que permite reflejar y expresar las nuevas realidades que surgen y nos rodean”.

Marín, también indica que tal como creció el glosario de neologismos gracias a las conquistas de movimientos de disidencias y mujeres, también la tecnología hace emerger nuevas palabras. Como ejemplo, el estudio identifica la palabra “chat”, “textear”, “wifi”, “criptomoneda” y “bitcoin”.