¿Se viene otro paro general?

Las centrales obreras expondrán en la Cámara alta y analizan los alcances de un paro con movilización.

Las cúpulas de la Confederación General del Trabajo (CGT), de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma expondrán hoy en el Senado contra la Ley Bases, y evalúan convocar a una movilización para el día en que se trate el proyecto en el recinto de la Cámara alta en un debate que incluye acompañar la marcha con un nuevo paro nacional.

Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) definirá en un plenario de federal una nueva medida de fuerza para esta semana. El Secretario General del gremio, Rodolfo Aguiar, argumentó que “son las políticas impulsadas desde el Poder Ejecutivo las que empujan a los estatales a nuevas medidas de acción directa” y anticipó que la propuesta es que se vote una nueva movilización.

Tras la marcha del Día del Trabajador y del paro del 9 de mayo, las centrales obreras buscan escalar el conflicto con el Gobierno de Javier Milei, acerca de la reforma laboral, las privatizaciones de empresas públicas y la reversión en la quita del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría, entre otros puntos que rechazan del proyecto oficialista.

Las centrales fueron convocadas por los organismos de Derechos Humanos, a participar de una multisectorial en la Facultad de Ciencias Sociales, de la UBA que se desarrollará el martes, espacio en el que podrían empezar a delinear los pasos a seguir en la resistencia contra la Ley Bases.

En diálogo permanente con los senadores de Unión por la Patria y con los que se autodefinen como dialoguistas, las centrales gremiales buscan exhibir poder en las calles para ganar masa crítica en las negociaciones que les permitan frenar la ley en la cámara alta tras fracasar en Diputados.

Para eso, apuntan a los senadores que obtuvieron su banca por el peronismo y que están a un paso de darle a Milei el primer triunfo legislativo, tras tres derrotas consecutivas.

El diálogo se amplía a legisladores de provincias en donde varias de las iniciativas de la ley entienden que pueden complicar la actividad productiva, como en el caso de Santa Fe, Santa Cruz, Neuquén, Catamarca o Tierra del Fuego. También con los que estarían en duda de acompañar al oficialismo, como en el caso de Carlos Espínola, Martín Lousteau y Pablo Blanco, por ejemplo.

En este escenario, la CGT y las dos CTA evalúan cómo continuar con una Ley Bases más cerca de conseguir la aprobación del Senado que el rechazo.

“Mañana vamos a exponer las tres centrales”, confirmó Hugo Yasky, secretario de la CTA-T y diputado nacional. Mientras avanzan con sus argumentaciones contra la ley, el debate es cómo llevar a las calles el reclamo de los trabajadores. También confirmó la multisectorial del martes en la UBA.

Por su lado, el líder camionero y cotitular de la CGT, Pablo Moyano, que sostuvo que “el día que se trate tiene que haber una gran movilización para que vean que la gran mayoría –las universidades, los estudiantes, las pymes– están en contra”.

Algunos dirigentes gremiales creen que a una masiva movilización se la debería acompañar con un nuevo paro general aunque, por el momento, es la propuesta de menor consenso especialmente por la cercanía con el cese de actividades del 9 de mayo, pero advierten que podría tomar fuerza según cómo avance el debate en el Senado.