Trabajadores despedidos de Gaelle reclaman el pago de indemnizaciones

Desde la fábrica les indicaron que no corresponde un resarcimiento porque realizaron “un boicot a la empresa”.

La fábrica de zapatillas de Gaelle en la localidad de Piñeyro, Avellaneda, cerró sus puertas y 60 operarios perdieron sus puestos de trabajo. Se sumaron a los cerca de 300 trabajadores que fueron despedidos desde 2015.

Los operarios despedidos realizaron una serie de protestas frente a la fábrica para exigir una reunión con las autoridades para tratar el pago de las indemnizaciones. Según indicaron, desde la empresa les respondieron que no corresponde un resarcimiento debido a que fueron despedidos con causa por realizar “un boicot a la empresa”.

“Recién ahora logramos que se comprometan a tener una reunión porque no querían dar la cara, no nos querían pagar. La posibilidad laboral se cortó, nos echaron a la calle, pero queremos empezar a negociar el pago de las indemnizaciones que es lo que corresponde”, expresó en diálogo con Info Región la delegada María Blanco.

Importaciones

Los operarios denuncian que la empresa tomó la decisión de “importar desde China y Brasil los productos que antes se producían” en Piñeyro.

La fábrica corrió una suerte similar a Extreme Gear, la empresa proveedora de Adidas cuya planta de Esteban Echeverría, cerró en agosto después de meses de incertidumbre.

Desde la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (Uticra) advirtieron que se perdieron 6.000 puestos de trabajo. Culparon al Gobierno nacional por la crisis en el sector debido a la apertura de importaciones y su aumento “exponencial” produjo el cierre de medianas y pequeñas fábricas.

“Las importaciones indiscriminadas en la industria del calzado están llevando a la destrucción de la actividad”, alertaron.

Previo “Estamos dispuestos a negociar lo que haga falta”
Siguiente La SEJU reanuda sus actividades