Cerró Extreme Gear

La empresa radicada en Echeverría era proveedora de Adidas. Llegó a tener 660 trabajadores.

Extreme Gear, la empresa proveedora de Adidas cuya planta estaba en 9 de Abril, cerró la producción definitivamente. Después de meses de incertidumbre, la última tanda que continuaba de 47 trabajadores terminó este miércoles con sus tareas.

“Nos habían avisado hace 15 días que iba a cerrar y ayer bajamos las persianas por última vez. Fue muy triste”, relató con dolor Lourdes a Info Región, una de las operarias desafectada. Había comenzado a trabajar en la planta en 2015, cuando la empresa todavía funcionaba con la totalidad de su personal, que llegó a ser de 660 trabajadores.

A pesar del acuerdo de las indemnizaciones, la pérdida de la fuente de trabajo resulta muy difícil de afrontar en tiempos de escasez de empleo. “Ahora no queda otra que buscar pero está muy difícil por la crisis que hay”, lamentó Lourdes, que recordó que “la mayoría de la gente que se fue el año pasado todavía no consigue trabajo”.

Nos habían avisado hace 15 días que iba a cerrar y ayer bajamos las persianas por última vez. Fue muy triste

La planta, que se dedicaba a la confección de zapatillas que luego eran compradas por Adidas, había sido inaugurada en 2011 como una importante fuente de trabajo en zona sur para muchas familias. Sin embargo, el aumento de las importaciones, la suba de los costos y la caída del consumo propiciaron su declive a partir del año pasado hasta llegar a su cierre definitivo.

“La empresa trató de seguir con poca gente pero la situación del país no ayudó y no dio para más”, remarcó la mujer. “Las autoridades siempre cumplieron con nosotros y el motivo del cierre fue que ya no se podía seguir y no querían llegar al punto de no cumplirnos con los pagos”, afirmó.

Etapas

Los despidos en la fábrica se llevaron a cabo en tres etapas. Primero echaron una tanda menor de trabajadores por la merma en el consumo, luego, en septiembre de 2017, prescindieron de más de 500 empleados y pese a que intentaron continuar con una tanda mínima de personal, finalmente este miércoles cerraron la planta con el despido de los restantes 47 obreros que quedaban.

Durante los últimos meses, la fábrica ya no pagaba los bonos por producción. “Algunos tenían la esperanza de que la situación remonte, pero ya se veía venir que iba a terminar así”, sentenció Lourdes.

Repercusiones

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, expresó su tristeza por el cierre de la planta que supo ser la fuente de trabajo de más de 600 familias. “Hicimos un gran esfuerzo para traer esta importante fábrica a nuestro distrito. Duele saber que sus persianas no volverán a abrirse. Menos empleo es menos desarrollo”, manifestó el jefe comunal través de su cuenta de Twitter.

Previo Temperley va por los octavos
Siguiente Dos personas cayeron por el hueco de un ascensor en el Evita