Férreo rechazo del massismo al Presupuesto

“No se pueden llevar todo por delante”, advirtieron los diputados Graciela Camaño y Marco Lavagna.

Tras la presentación del ministro Nicolás Dujovne del Presupuesto para el año próximo, el massismo expresó su rechazo y cuestionaron que hay que “equilibrar  las pesas” de la balanza, frente al “equilibrio” que propone Cambiemos.

Durante la presentación del Presupuesto 2019, la diputada nacional Graciela Camaño sostuvo que el Proyecto de Presupuesto 2019 resulta “poco sustanciado desde el punto de vista administrativo, financiero y económico, además de anticonstitucional”.

“No se puede tener un Presupuesto que genere tanta sospecha. Acá hay alguien que se está beneficiando. Hay una cuestión en el Artículo 110 que nos aterra. Están haciendo una delegación de facultades para poder expropiar todos los terrenos adyacentes a las redes ferroviarias. Ni (Hugo) Chaves expropiaba de esa forma. No se pueden llevar por delante todo”, planteó la legisladora.

Y precisó: “El Artículo 53 habla de las operaciones de crédito público, y ahí advertimos por un lado que no es propio vulnerar la división de poderes bajo el argumento de que son pequeños montos que hay que reparar. Esta modificación que se pretende va en contra del Presupuesto mismo. El Artículo está grabado por el Artículo 8, que incorpora la posibilidad del endeudamiento con estados extranjeros. Esto tendría sentido solo si Estados Unidos le va a otorgar un préstamo a la Argentina”.

“No estamos conformes con este presupuesto. Tenemos múltiples críticas para hacer. Cuando se habla de presupuesto equilibrado, parece que a la balanza del equilibrio de Cambiemos hay que calibrarle las pesas”, concluyó Camaño.

Por su parte, el diputado nacional Marco Lavagna afirmó: “Este no es un presupuesto equilibrado, vamos a tener un déficit de casi 3 por ciento el año que viene, que es cuando se pagan todos los intereses. El resumen de 4 años de gestión nos va a dejar un PBI per cápita que cayó 6, una deuda externa que creció más del 100 por ciento, intereses de deuda que van a pasar del 6,6 al 18,6 y una inversión que en 2019 va a caer un 10 por ciento”.

Y agregó: “Preocupa el monto de endeudamiento que se propone en el Presupuesto. Solo a título de endeudamiento público se piden más de 60 mil millones de pesos. No sabemos hacia dónde irán esos fondos. No le pueden pedir al Congreso que apruebe un Presupuesto sin saber cuál va a ser el nivel de endeudamiento ni las condiciones que impone el FMI porque haríamos lo mismo que con el presupuesto anterior:  lo votamos y a los dos días el Gobierno lo modifica”.

Por último, el especialista en políticas económicas del FR advirtió: “Tampoco sabemos cuál va a ser el aumento de tarifas. Siempre lo consultamos y nunca hubo respuesta. Le piden a la sociedad un sacrificio, pero no dicen para qué. Todo lo que envió el FMI ya se fue y le van a pedir más plata. El camino que eligió el Gobierno claramente no es el correcto”.

Previo Clausuraron un desarmadero clandestino en Lomas
Siguiente Argentina licuó sus chances de pasar de ronda