“Estoy salvando Cambiemos”, aseguró Carrió

La diputada nacional por la CC indicó que atraviesa un “divorcio transitorio” en la relación con Macri y ratificó que impulsará un juicio político contra Garavano.

La diputada nacional por la Coalición Cívica Elisa Carrió sostuvo que está “salvando Cambiemos” y “cumpliendo con el electorado” al reiterar sus cuestionamientos al ministro de Justicia, Germán Garavano. Confirmó que esta semana presentará en el Congreso un pedido de juicio político contra el funcionario por su actuación en el caso AMIA.

“No voy a romper Cambiemos, sino que van a ver que estoy salvando Cambiemos. Estoy cumpliendo con el electorado”, afirmó Carrió, quien ratificó la alianza de la CC con el PRO y la UCR al hablar en el programa Mirtha Legrand.

Críticas

Respecto de sus cuestionamientos a Garavano, recordó que el caso AMIA “terminó en la nulidad del juicio y en un pedido de los jueces para investigar a quienes encubrieron la investigación”.

“En esa causa intervino Garavano. Quería salvar a (Carlos) Menem, a Hugo Anzorreguy (ex jefe de la SIDE) y a los fiscales (Eamon Mullen y José Barbaccia)”, aseveró y también reprochó a Garavano presuntas irregularidades en la investigación del doble crimen de sicarios en el centro comercial Unicenter, en 2008.

No se puede estar bien con Angelici y conmigo a la vez. El Presidente tiene que decidir

Indicó, en este sentido, que “se probó la autoría (del crimen) y las conexiones con (el ex ministro y ex jefe de Gabinete) Aníbal Fernández y (la ex procuradora bonaerense) María del Carmen Falbo”. “Y la verdad es que negociaron: a ella la designaron asesora de Garavano”, agregó.

“Esta semana lo presento. Lo que escribo y firmo, yo lo hago”, apuntó sobre el pedido de juicio político a Garavano, a quien enfrentó públicamente desde que el ministro de Justicia declaró que no era bueno para el país que un ex presidente vaya preso.

“Divorcio transitorio”

Respecto a la relación con el presidente Mauricio Macri, la referente de la CC evaluó que puede entenderse como un “divorcio transitorio”, y aseguró que “hay tiempo para recomponer” el vínculo tras admitir que notó cierta frialdad del jefe de Estado cuando lo saludó durante un acto público, la semana pasada.

“A la Justicia la maneja (Daniel) Angelici. No se puede estar bien con Angelici y conmigo a la vez. El Presidente tiene que decidir: nos gobiernan las mafias del fútbol o nos gobierna una Justicia independiente”, completó.

Previo Tensión diplomática con Paraguay por un incidente en un torneo de pesca
Siguiente Sigue el cruce entre Malito y García