Aprobaron el Presupuesto en Lanús en una sesión a puertas cerradas

Fue sancionado por 12 votos contra 11 por el respaldo de los ediles de Cambiemos y el rechazo de los opositores.

El Concejo Deliberante de Lanús retomó este martes la sesión extraordinaria que se había iniciado el lunes y aprobó el Presupuesto 2019, el cual prevé un gasto de $5.340.685.100, lo que representa un incremento de $1.139.727.418 con respecto al 2018.

La sesión se realizó a puertas cerradas luego de que el presidente del Concejo, Marcelo Rivas Miera, pidiera el lunes un “cuarto intermedio por tiempo indefinido” porque militantes de distintas organizaciones políticas, sociales y gremiales no dejaban que continúe en rechazo del expediente que traslada la tarea del mantenimiento de las escuelas al Ejecutivo local.

A pesar de no poder ingresar este martes, algunos de ellos se acercaron a la puerta del Concejo. Hubo policías dentro y fuera del recinto.

El Presupuesto enviado por el intendente Néstor Grindetti fue aprobado por los votos de Cambiemos, mientras que los bloques de Unidad Ciudadana y el Frente Renovador lo rechazaron. El resultado fue de 12 votos a favor a 11 en contra por la ausencia del edil Gustavo Magnaghi.

La defensa estuvo a cargo del titular del bloque de Cambiemos, Jorge Schiavone, quien leyó un documento con los principales detalles técnicos del expediente. “La distribución funcional del gasto proporciona un medio eficaz y consistente de poner la acción de gobierno y agrupar los recursos presupuestarios de acuerdo con la necesidad de la sociedad”, subrayó.

Debate

El primero en tomar la palabra fue el titular del bloque UC-PJ, Héctor Montero, quien sostuvo que si el Ejecutivo “fuera honesto” debería “solicitar la emergencia presupuestaria” y remarcó que “está confeccionado en base a parámetros totalmente falsos”.

Cuestionó, asimismo, la “reducción de los recursos” provenientes por parte de Nación y Provincia y aseguró que el dinero faltante “saldrá del bolsillo de todos los lanusenses”

A su turno, la presidente del bloque UC-FPV, Natalia Gradaschi, rechazó que la sesión se haya realizado a puertas cerradas y señaló que “no le dieron la cara al pueblo de Lanús”. “El Intendente ha resuelto derramar el ajuste en los vecinos de Lanús a través de una fuerte presión tributaria”, agregó y cuestionó la “alarmante subejecución del ejercicio del presupuesto 2018”.

“Se traduce en menores recursos para los más necesitados en un contexto recesivo”, manifestó, en tanto, Rubén Ferretti desde el Frente Renovador.

Asimismo, el edil de UC-FPV Edgardo Depetri lamentó que el Gobierno local “no tiene la capacidad de convocar a la oposición para discutir el presupuesto”.

“Para entender la realidad del distrito tienen que escuchar y no solo imponer los expedientes aplicando la mayoría en el Concejo. No hay vocación de discutir un presupuesto que no refleja la demanda real y concreta de nuestra comunidad”, afirmó.

Respaldo

Desde el oficialismo, en tanto, la edil Nazarena Mesías recordó que el radicalismo “ha acompañado históricamente al presupuesto municipal”. “Incluso cuando era oposición, que fue la mayoría de las veces. Es una herramienta de gobierno. Votar en contra significa un perjuicio para el vecinos”, sentenció.

Préstamo

Otro proyecto que se aprobó fue un préstamo de 150 millones de pesos por parte del Banco Provincia para obras de pavimentación y bacheo en el distrito. Fue convalidado con los votos de Cambiemos y el rechazo de la oposición.

Previo Debatirán cambios al código de planeamiento urbano en Brown
Siguiente Los judiciales recibieron la misma oferta que docentes y estatales