El hombre asesinado por su pareja murió estrangulado por un lazo

La mujer había confesado el crimen al asegurar que Richard Alejandro Sánchez Escobar había abusado sexualmente de su hijo adolescente.

Richard Alejandro Sánchez Escobar, quien fue asesinado por su esposa en Villa Rita, Lomas de Zamora, murió a causa de un estrangulamiento a lazo, asfixiado por cinco vueltas de un cable blanco en su cuello, según informaron fuentes policiales.

Gilda Rosalía Acosta Duarte, de 47 años, se presentó este miércoles en el destacamento policial de Villa Rita y confesó que en diciembre asesinó a su esposo, lo enterró en el dormitorio matrimonial y construyó un contrapiso sobre el cadáver. La mujer aseguró que Sánchez Escobar había abusado sexualmente de su hijo adolescente.

El informe forense también reveló que la cabeza presentó al menos diez fuertes golpes y sus manos estaban atadas con un trapo: el cemento cubrió totalmente el cadáver.

“Relación violenta y tormentosa”

El abogado de Gilda, Matías Bernal, señaló que la mujer fue indagada por la fiscal Claudia Postiglioni, a quien le dio su versión de los hechos. “Habló del contexto de violencia y dio detalles de todo lo que padeció, que es bastante fuerte. Él la golpeaba, la maltrataba, no la dejaba salir. Era una relación violenta y tormentosa”, sostuvo en diálogo con C5N.

“No intentó justificar lo que hizo, pero sí contar que la llevó a actuar de esa manera. Los abusos se dieron en reiteradas ocasiones y lo que recibió como respuesta de su pareja era una sonrisa burlona”, aseguró.

El hecho

Ocurrió en una vivienda que compartían en la calle Corbacho al 1500, en Villa Rita, y tras la confesión de la mujer, esta tarde efectivos policiales allanaron el lugar y encontraron el cuerpo.

Según fuentes policiales, todo comenzó cuando la mujer se presentó en el destacamento y pidió hablar con el efectivo encargado, a quien le dijo: “Maté a mi pareja y lo puse en un ropero con cemento”.

Entregó, además, las llaves de su domicilio, tras los cual, personal de la Policía Científica y de Bomberos se trasladaron hasta el lugar para certificar los dichos de la mujer.

Los efectivos lograron ingresar a la vivienda y hallaron en el centro de la habitación de la pareja un ropero de tres puertas tumbado en el piso y tapado con una tela. Al lograr abrir el mueble, los policías hallaron el cadáver de Sánchez Escobar tapado con cemento y en un avanzado estado de descomposición.

De acuerdo con los pesquisas, la mujer contó que el crimen ocurrió el 19 de diciembre último y que el móvil del asesinato habría sido que su pareja había abusado sexualmente de su hijo de 13 años. Quedó detenida, a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

Previo Jaguares buscará la recuperación ante Bulls
Siguiente Detuvieron a otro de los líderes de la barra de Los Andes