Oficializan el traspaso de Edesur y Edenor

Desde ahora, quedan bajo la órbita de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires.

Foto: Mario Mosca

Tal como había anunciado el presidente Mauricio Macri, el Gobierno oficializó el traspaso empresas Edesur y Edenor a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires

“Estamos traspasando Edenor y Edesur porque es más justo. Es la manera de ir equilibrando el gasto para que el Estado no se vuelva una mochila”, había justificado el mandatario.

A través del Decreto 162/2019 publicado este viernes en el Boletín Oficial, el gobierno nacional encomendó al Ministerio de Hacienda realizar “los actos necesarios” para que las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur, hasta ahora bajo órbita de la Nación, pasen a depender de las autoridades gubernamentales porteña y bonaerense.

“El Ejecutivo encomienda la realización de las gestiones y la suscripción de los actos que resulten necesarios para dar efectivo cumplimiento a la instrucción prevista en el artículo 124 de la Ley 27.467 de Presupuesto de Gastos y Recursos de la Administración Nacional para el Ejercicio 2019”, explica el documento.

El artículo en cuestión es el que establece “impulsar los actos que sean necesarios para que las distribuidoras eléctricas Empresa Distribuidora Norte (Edenor) y Empresa Distribuidora Sur (Edesur) pasen a estar sujetas a la jurisdicción de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires”.

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acordaron ayer con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne iniciar hoy el proceso de traspaso a sus jurisdicciones de las empresas distribuidoras de electricidad Edenor y Edesur.

El acuerdo suscripto en la tarde de ayer en la Quinta de Olivos, y del que también participó el secretario de Energía, Gustavo Lopetequi, crea un ente bipartito de control y regulación que suplantará las tareas del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y asegura la vigencia de la tarifa social, financiamiento que quedará en manos de la provincia y la ciudad.

Edesur cuenta con 2,5 millones de clientes repartidos en la zona sur porteña y en las localidades bonaerenses de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza, Cañuelas, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela, Quilmes y Berazategui.

Edenor abastece a 3.070.300 clientes en la zona norte de la ciudad y las localidades bonaerenses de Vicente López, San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, de Pilar, Escobar, Tigre; San Fernando, San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Moreno, General Rodríguez, La Matanza, Morón, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, Marcos Paz y General Las Heras.

“No mejorará el servicio”

Las asociaciones que defienden los intereses de los consumidores habían considerado que el traspaso de las empresas Edesur y Edenor a los gobiernos provincial y porteño “no significará ninguna mejora en el servicio”.

Así lo enfatizaron a Info Región el titular de ADDUC, Osvaldo Bassano, y el referente de Consumidores Libres, Héctor Polino. Ambos remarcaron que “el servicio que brindan las empresas es absolutamente pésimo”.

Bassano explicó que “va a ser difícil que la provincia de Buenos Aires y la Ciudad controlen empresas que prestan servicios por fuera de sus territorios” y que para eso “deberían modificarse los contratos de concesión”.

“Estos problemas jurisdiccionales van a significar inconvenientes en cuanto a quiénes se van a hacer cargo de las obras que tanto hacen falta y que representan tantos dolores de cabeza para la gente. Eso y los subsidios. El servicio no va a mejorar bajo ningún aspecto”, advirtió el referente de ADDUC.

Por su parte, Polino –referente de Consumidores Libres- coincidió con Bassano en que el servicio “no va a mejorar” aunque se efectivicen los traspasos y opinó que “la única solución para que el servicio mejore es que el Estado se haga cargo o que otras empresas asuman la responsabilidad de Edesur y Edenor.

“Lo que hay que hacer es que el servicio pase al Estado o rescindir el contrato con estas empresas y que se hagan cargo otras. Porque de lo contrario no va a mejorar la cosa. Es fácil que nación se saque de encima las empresas, pero habría que preguntarle a las otras administraciones si tienen los recursos para hacerse cargo”, aseveró.

Previo Los cigarrillos, un 7% más caros
Siguiente YPF y Shell aumentaron un 2,8% el precio del combustible