A 43 años del Golpe, abren las puertas del ex Pozo de Banfield

“Queremos ponerlo a disposición de la comunidad para que pueda tomar vida”, anunció el director de Derechos Humanos de Lomas de Zamora, Hernán Durán.

El ex Pozo de Banfield se abre a la comunidad. El Municipio de Lomas de Zamora anunció que este viernes se abrirán las puertas del ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio -hoy, Espacio de la Memoria-, en el marco de un acto que se realizará en el predio por el 43 aniversario del Golpe.

El director de Derechos Humanos del municipio de Lomas de Zamora, Hernán Durán, manifestó que “la intención es poder empezar a abrir el pozo y ponerlo a disposición de la comunidad para que pueda tomar vida y ser utilizado”. “Creo que es de gran relevancia tener un ex centro clandestino en Lomas de Zamora, no sólo para la construcción de la memoria del distrito sino para todo el país, es uno de los espacios de la memoria más importantes por todo lo que significó”, apuntó.

La jornada, organizada por la “Mesa de Trabajo Espacio de la Memoria Ex CCDTyE POZO De Banfield” en coordinación con la municipalidad del distrito, consistirá en un acto central con la participación de autoridades municipales, organizaciones por los derechos humanos y sobrevivientes que estuvieron presos en el centro clandestino. Además habrá participaciones culturales que se sumaron desde diferentes espacios del municipio.

“Es muy fuerte porque va a ser con las puertas del Pozo abiertas, la pequeña parte que está autorizada por la Justicia para utilizarse”, explicó Juana Eva Campero, referente de HIJOS de Lomas de Zamora. De todos modos, reclamó “el juicio con urgencia” porque “los asesinos se están muriendo de viejos” y para que el edificio pueda ser utilizado de forma completa.

El camino de  la memoria

El Pozo de Banfield Fue uno de los centros de detenciones clandestinas que funcionó en la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar. Pertenecía a la Brigada de Investigaciones de Banfield y dependió del Regimiento de Infantería Mecanizada N°3, enmarcado en el denominado Circuito Camps.  El predio también era conocido como “La Maternidad” porque un gran número de mujeres embarazadas detenidas fueron trasladadas y dieron a luz en ese terrorífico lugar. 

El 16 de septiembre de 2010, el Pozo de Banfield fue declarado Centro para la Memoria, la Verdad y la Justicia, en el marco de un acto que contó con la presencia de la entonces secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho, quien murió dos años después. Esta señalización, a partir de pilotes emplazados en el frente del edificio de Vernet y Siciliano, se registraba cuatro años después del inicio del trámite del Ministerio de Seguridad para que pasara a la órbita de Derechos Humanos.

Tras un pedido de informe a la Justicia, por parte del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, se habilitó una parte para que funcione el Espacio para la Memoria. Se trataba de dos oficinas que no interferían con la causa, pero aún no fueron habilitadas. A 43 años de la dictadura cívico-militar y casi una década después de la señalización, las puertas se abren mañana por primera vez a la comunidad.

Cicatriz Humana

Otra actividad que se realizará en Lomas de Zamora será la construcción de una cicatriz humana que se hará sobre la peatonal Laprida y se extenderá desde la estación ferroviaria hasta la avenida Hipólito Yrigoyen. La intervención urbana se realizará el sábado a partir de las 10.

Los organizadores explicaron que unas 200 personas se irán acostando de forma consecutiva para dar forma a una línea sobre una tela roja. La convocatoria, a la comunidad, es de la Agrupación Azucena Villaflor, el Observatorio de la Enseñanza de la Historia y los Derechos Humanos y la asociación H.I.J.O.S de Lomas de Zamora.

Previo El dólar cerró a $42
Siguiente Masiva marcha en apoyo a Ramos Padilla