Arrancó el juicio por el crimen de Guillermo Simenoff

Se lleva a cabo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Lomas de Zamora. La mujer de la víctima advirtió que a sus hijos "les robaron los sueños" .

Comenzó hoy el juicio por el asesinato de Guillermo Simenoff, ocurrido en septiembre del 2016. El proceso está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de los Tribunales de Lomas de Zamora. Los imputados, Juan Cruz Agosta (20) y Maximiliano Ruda (20), llegaron al juicio detenidos. Están acusados de “robo calificado en concurso real con homicidio calificado”.

Con testimonios de la familia y de testigos presenciales, se llevó a cabo la primera audiencia del juicio por el asesinato de Guillermo Simenoff. El hombre fue baleado el 11 de septiembre de 2016 durante un asalto.  

Los fiscales son Carlos Baccini y Gerardo Moraz, mientras que la parte damnificada es representada por el abogado Sebastián Silvestre.

La jornada estuvo marcada por la tensión y cruces entre los familiares de la víctima y de los imputados, que insistieron en la inocencia de Ruda y Agosta.

Testimonios

Fueron ocho las personas que declararon, entre ellos la cónyuge de la víctima, varios testigos que presenciaron el hecho y un efectivo policial.

Todos los testigos presenciales coincidieron en que los delincuentes que interceptaron a Guillermo en 2016 fueron dos y que conducían una moto. También fueron contundentes en que uno de ellos estaba tatuado y que fue ese quien efectúo los disparos y se llevó la moto de Simenoff mientras que el otro escapó en el vehículo con el que habían llegado.

Las características de los tatuajes en los brazos coinciden con la descripción de Juan Cruz Agosta, uno de los imputados. De hecho una de las personas que declaró afirmó que los dos imputados en la sala fueron quienes cometieron el delito. “Son ellos dos”, sentenció Silvana García, una de las personas que auxilio a la víctima luego de ser baleada.

Por su parte, Lorena González, la esposa de Guillermo Simenoff, declaró que durante las ruedas de reconocimiento, su hijo, que estaba junto a su padre cuando fue asesinado, reconoció al delincuente que “disparó y se llevó la moto porque es el que tenía el tatuaje”. La mujer se mostró consternada y angustiada. Afirmó que hoy sus hijos “ya no son los mismos, le quitaron a su papá y les robaron los sueños”.

La segunda audiencia está prevista para el próximo lunes 3 de junio a partir de las 9.

El hecho

El hecho ocurrió el 11 de septiembre de 2016 cuando el hombre circulaba a bordo de su moto, junto a su hijo de 10 años, y fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo en Temperley.

Uno de ellos le disparó tres veces y se dieron a la fuga con las dos motos. Simenoff fue traslado al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde falleció horas más tarde.

Previo Fútbol Femenino: Argentina, con el plantel confirmado para el Mundial
Siguiente Sigue el desplome de la actividad económica: cayó 6,8% en marzo