Detuvieron al acusado de matar a un joven en Avellaneda

Se trata del sospechoso de asesinar a balazos a Jonathan Martínez el 14 de abril pasado. Intentaba cruzar a Paraguay.

Foto: Archivo

Poco más de un mes estuvo prófugo de la Justicia, pero fue apresado en las últimas horas, cuando intentaba escapar a Paraguay. Se trata del acusado de matar a Jonathan Martínez y se cree que fue un femicidio vinculado (matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación).

Se trata de Cristian Javier Segovia, quien fue apresado en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, cuando intentaba pasar a Paraguay por efectivos de la Policía Federal (PFA) ya que pesaba un pedido de captura en su contra librado como consecuencia del homicidio de Jonathan Martínez (22).

Tras el intento de ingresar a Paraguay y con el pedido de detención que se había librado, la Policía de ese país lo expulsó por migración irregular, según consigna la agencia Télam.

Segovia fue trasladado al juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú para los trámites de rigor y desde allí una comisión policial lo traerá a Buenos Aires. El lunes, en tanto, será indagado por el fiscal Elbio Laborde, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada en Avellaneda, Departamento Judicial Lomas de Zamora.

El hecho ocurrió cerca de las 21.30 del 14 de abril en el cruce de Defensa y Facundo Quiroga, frente a la terminal de colectivos de la línea 134, en Dock Sud, partido de Avellaneda.

Martínez se dirigió desde su casa a un quiosco para comprar un paquete de cigarrillos, pero al llegar al lugar, fue increpado por otro hombre que estaba acompañado de su novia y ex pareja del muchacho. Aparentemente, tras intercambiar unas palabras, el agresor extrajo un arma de fuego con la que efectuó varios disparos y la víctima recibió al menos cuatro que le causaron la muerte casi en el acto, mientras que el hombre escapó a la carrera junto a su novia.

“Jony salía con una chica de 17 años y ella se obsesionó con él, cortaron la relación hace menos de un año pero ella seguía insistiendo mandando mensajes y él la bloqueó de todos lados”, había señalado una cuñada de la víctima cuando ocurrió el hecho. La mujer aseguró que la adolescente lo “volvió loco hasta que el novio de ella se lo cruzó y lo mató por celos”.

Se trataría, entonces, de un femicidio vinculado: el objetivo es matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación. Puede haber dos categorías: el homicidio de quien intente detener el femicidio o bien la víctima puede ser quien tenga un vínculo afectivo con la mujer a la que se considera de su propiedad, explica la ONG la Casa del Encuentro.

Previo Inseguridad: Lo mataron para robarle el auto en Monte Grande
Siguiente Alberto y Cristina Fernández encabezaron el primer acto juntos