Lunes negro: se disparó el dólar, la bolsa cayó 38% y los bonos se desplomaron


En la primera jornada bursátil luego de la aplastante victoria del Frente de Todos sobre el Gobierno, los mercados vivieron una debacle generalizada, revirtiendo los buenos resultados del viernes y retrocediendo mucho más. Concretamente, el dólar se disparó hasta los 58 pesos, lo que implicó una suba de casi 24 por ciento respecto del cierre del viernes, mientras que los contratos de dólar futuro se negociaron a 75 pesos para diciembre.

La nivelación del tipo de cambio, que llegó a tocar los 66 pesos, se consiguió luego de que el Banco Central interviniera en el mercado ofreciendo entre 150 y 200 millones de dólares de las reservas.

Datos igualmente negativos vivieron los bonos de la deuda argentina, que cayeron un promedio de 20 por ciento, con picos que superaron el 30 por ciento de caída como fue el caso del Bonar 2024 para su cotización en dólares, que se precipitó 32,5 por ciento. Esa baja produjo un significativo incremento del Riesgo País hasta alcanzar niveles cercanos a los 900 puntos.

Por su parte, la bolsa de valores también sufrió un cimbronazo, el más grande de su historia según conocedores del mercado, al precipitarse un 38%, en lo que constituye una caída histórica, con papeles que sufrieron debacles cercanas al 50%, con un volumen operado cercano a 4 mil millones de pesos.

Peor aún les fue a las empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York, donde las denominadas ADR cayeron hasta un 59 por ciento.

Los papeles de Loma Negra llegaron a caer 67 por ciento, aunque recuperaron algo de valor hasta cerrar en 56,1por ciento. Otras caídas significativas fueron Edenor que se desplomó 58,9 por ciento; Supervielle, que se contrajo un 58,7 por ciento; Galicia, con una caída de 56,1 por ciento; y finalmente Central Puerto y BBVA que perdieron 55,9%.

Desde el Gobierno aprovecharon este lunes negro para intentar trasladar responsabilidad por esos números a la oposición. El presidente Mauricio Macri, esta misma tarde, indicó que “los mercados no le creen al kirchnerismo, por eso hoy somos todos un poco más pobres”, y que “son ellos los que les tienen que demostrar al mundo que son confiables”.

Por su parte, desde el Frente de Todos, Alberto Fernández recordó que el Gobierno es responsable de la política económica hasta el 10 de diciembre y reclamó al Ejecutivo “que ordene el desastre” económico antes de irse. Ante una pregunta concreta sobre el precio del de la moneda estadounidense, el candidato a presidente respondió: “Por el dólar, pregúntenle al Gobierno”.

Previo Bertolotto celebró el resultado en Avellaneda: “Fue una elección histórica”
Siguiente Budge: Detuvieron a dos sospechosos de asesinar a una mujer para robarle la camioneta