La crisis también impacta en los refugios de animales

Con la inflación a cuestas, tienen menos colaboración que antes y menos adopciones. Además, crecen los abandonos.

Los refugios de animales El Campito y San Francisco de Asís no escapan a los embates de la economía. El bolsillo de la gente no es el mismo que en otros años y eso se nota en la disminución de adopciones y donaciones y en el aumento en la deserción de colaboradores, todo en un contexto inflacionario en el que los gastos para asistir a los animales crecen de forma sostenida.

Pese a esta delicada situación, ambos espacios no bajan los brazos y siguen adelante con sus proyectos. Para ello, piden la ayuda de la comunidad para continuar de forma incesante con sus tareas.

El Campito

El refugio “El Campito” cumplirá en febrero 10 años de actividad constante en dar asilo a “camperitos” que necesitan ayuda. Sin embargo, actualmente sus ingresos están cada vez más ajustados y eso repercute en sus tareas cotidianas.

“Tuvimos que restringir mucho los ingresos porque cuesta mucho cubrir todas las necesidades. Antes, cuando un camperito era adoptado, ingresaba uno nuevo, pero este año no lo hemos podido hacer”, contó a Info Región, el encargado de prensa de la organización, Sergio Moragues, quién estimó que “es el año más difícil” desde que se fundó el refugio en Monte Grande.

Ante este panorama, también se vieron en la situación de reducir el personal que estaba a cargo de los animales, principalmente por la imposibilidad de afrontar los gastos.

El grupo se mantiene gracias al aporte de empresas privadas y a la colaboración de los “padrinos y madrinas” que dan una mano con la mantención de los perritos, una práctica cada vez más sacrificada debido a la crisis. “Con la inflación, los aportes de 100 pesos del año pasado se tendrían que ir a 130, pero la gente no puede. Eso es por la crisis económica”, aseveró.

Como era de esperarse en un contexto así, las adopciones también disminuyeron. “Este año se nota mucho la menor cantidad de adopciones, porque la gente considera el costo de una bolsa de alimentos y los gastos del veterinario”, explicó.

San Francisco de Asís

El panorama en el refugio “San Francisco de Asís” es similar: el grupo, que alberga actualmente a 400 perros, 20 gatos y 15 caballos, también sufre los efectos de la crisis económica.

En dialogo con este medio, la presidenta del lugar, Patricia Alvarado, remarcó que “se nota la diferencia con otros años en cuanto a la colaboración de la gente”. “La situación económica repercute mucho respecto a la ayuda que recibimos diariamente”, señaló.

“Los alimentos aumentan un montón  y la gente no puede ayudar como antes. Hay padrinos y madrinas que verdaderamente no pueden pagar la cuota de 100 pesos y terminan dándose de baja”, comentó.

Explicó que para poder sobrellevar los gastos, el grupo con sede en Cañuelas, traslada su stand con artículos para mascotas todos los sábados a la puerta del Banco Nación, ubicado en Laprida y España, en pleno centro de Lomas de Zamora, donde también reciben donaciones.

Ante esta situación, la mujer advirtió que también se está haciendo constante una práctica “muy triste” en los últimos meses: el abandono de animales en la calle. “El incremento es cada vez mayor, obviamente por la crisis económica”, lamentó Alvarado, al tiempo que explicó que eso se ve principalmente en las zonas más céntricas de los distritos.

Cómo colaborar

Ante este complicado panorama, desde las asociaciones solicitan que quienes puedan dar una mano pueden hacerlo a través de distintas alternativas.

En el caso de El Refugio, explicaron que pueden realizarse aportes con tarjeta de débito y crédito o haciéndose padrinos del lugar. También puede darse una mano colaborando como voluntario o difundiendo por las redes sociales los perritos que están en adopción. “Antes el mensaje era que vengan a visitar el refugio y ahora priorizamos la ayuda económica por la crisis que pasamos”, expresaron desde la asociación.

Por su parte, desde San Francisco de Asís indicaron que todos los que quieran colaborar pueden hacerlo comunicándose al correo electrónico padrinos@refugiosfa.org o a través de su página de Facebook.

Previo “El modelo económico cierra con mayor represión”, advirtió Montero
Siguiente Lomas: aportantes truchos y cambios en las FFAA, los ejes de la sesión