¿Cómo identificar los productos sin IVA en las góndolas?

Los hipermercados de tres cadenas muestran en sus góndolas los productos sin IVA. ¿Cuáles son y cuánto valen?

El presidente Mauricio Macri anunció la semana pasada la eliminación del IVA de los principales alimentos que consumen las familias argentinas. A una semana del anuncio, Info Región realizó un relevamiento por las principales cadenas de hipermercados emplazadas en la Zona Sur. ¿Cuáles son los productos? ¿Cómo los reconoce el consumidor?

El control de este medio se aplicó en los 10 productos de consumo más masivo en los hogares: Yerba, azúcar, pan, leche, aceite, pastas, yerba mate, arroz, yogures y harina.

Tanto en las góndolas de COTO, como las de Carrefour y Jumbo los productos están señalizados como “productos sin IVA”, aunque la variación entre precios de una cadena a otra es notoria. 

Un claro ejemplo es la yerba mate de primera marca (Playadito de kilo) que en Carrefour se puede conseguir por 152 pesos mientras que en COTO tiene un costo de 165,85 y en Jumbo 167,23. Otro producto con variaciones notorias en el precio es la leche entera (larga vida) de La Serenísima que en Carrefour tiene un valor de 60 pesos pero en los otros supermercados sale hasta 5 pesos más. La semana anterior al anuncio, estos mismos productos se comercializaban a 184 y 63 pesos, respectivamente.

Un hecho a destacar es que entre los productos incluídos en la medida “sin IVA” no se ven contemplados los artículos destinados a personas con celiaquía, que mantienen los costos elevados en relación a los productos de trigo. Los fideos secos de primera marca mantienen una diferencia de hasta 44 pesos si son de trigo o libre de gluten.

¿Cuáles son los productos sin IVA? Pan, leche, aceite de girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido, té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogur, azúcar. Vale aclarar que la baja de precios es para todos los productos de todas las marcas.

¿Qué es el IVA? Un impuesto indirecto (Impuesto al Valor Agregado) que grava el consumo doméstico final de productos y servicios. La alícuota general es el 21%, existe una alícuota reducida del 10,50% para ciertos bienes de capital y de primera necesidad y una alícuota incrementada del 27% para ciertos servicios públicos.

De la recaudación del impuesto se detraen los reintegros a las exportaciones. El saldo se reparte en un 89% para las provincias de acuerdo al criterio de coparticipación, mientras que el 11 % restante va a la ANSES, donde vuelve a realizarse una distribución interna por la cual el 6,27% va a las provincias y C.A.B.A. mientras el 93,73% queda en la admininistración central del organismo.

Previo Lomas: Lanzan una liga municipal de fútbol femenino
Siguiente Viñuales: “Vidal no mejoró nada en educación, salud pública y seguridad"