Centros culturales dejaron las ganancias de lado para no perder espectadores

"El teatro y la cultura son un refugio en los momentos de crisis", destacan desde espacios dedicados al arte en la Región. Tras años resistencia, vuelve a brillar la esperanza.

Fueron años difíciles para los espacios culturales en la Región: el sector se vio afectado por los aumentos en los servicios públicos, alquileres y la crisis económica que impidió al público afrontar el costo de una entrada. Teatros y centros culturales coinciden en que el 2019 fue “muy duro”, pero la esperanza comienza a alumbrar el 2020.

Desde el tradicional y reconocido Teatro de las Nobles Bestias de Temperley aseguraron que durante el 2019 hicieron “de todo para que las entradas fueran accesibles”. “No se vio una merma en el público a pesar de la crisis del país porque hemos bajado los precios e hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para que la gente pudiera acceder”, manifestaron. 

Sin embargo, desde la administración lamentaron que a pesar del público que siguió asistiendo tuvieron “muchas dificultades económicas”. “El balance es positivo a nivel del público porque una vez más se demostró que el teatro y la cultura son un refugio en los momentos de crisis, pero igual tuvimos dificultades económicas, una cosa no exime a la otra”, apuntó Alfredo, uno de los administradores del lugar.

En diálogo con Info Región, el director del teatro El Refugio de Banfield, Daniel Bastias, aseguró que el 2019 fue un año “muy duro y terrible” ya que se vieron a punto de cerrar las puertas del espacio en más de una oportunidad. “Nos salvo un subsidio del municipio, más el subsidio del Instituto Nacional del Teatro y con eso logramos llegar a diciembre, pero fue muy duro llegar porque la gente venía pero no tenía plata”, relató Bastias.

Por su parte, desde el Teatro de las Memorias de Lomas de Zamora coincidieron en que “fue un año complicado porque la gente no tenía un peso”, pero al igual que el Nobles valoraron que la gente intentaba asistir “independientemente de la crisis”. “Hicimos algunos encuentros a la gorra o apelando a la colaboración y voluntad de la gente y el público venía y hubo muy buena recepción y energía, la gente necesitaba encontrarse y compartir”, aseguró Alicia López Heredia, la directora del espacio.

Un año comienza y la esperanza alumbra

Respecto del 2020, desde el Nobles Bestias precisaron que tienen muchos proyectos y se mostraron esperanzados en poder gestionar la adquisición del espacio de manera permanente. “Queremos gestionar en la provincia para ver si podemos adquirir el espacio ya que al ser alquilado siempre está el riesgo de perderlo y es muy complicado armar un lugar de cero después de 25 años de trayectoria”, remarcó Alfredo, administrador. 

El director El Refugio consideró que “por ahora es incierto lo que vaya a ocurrir” aunque valoró que hay “un montón de grupos de teatro y de bandas que reservaron para tocar en el espacio”. 

Sobre las expectativas para el 2020, la referente del Teatro de las Memorias fue optimista y vaticinó que “será mucho mejor”. “Esperamos que todo funcione mucho mejor, nos da la sensación de que el cambio de gobierno trae una energía diferente. Vamos a mantener la programación todo el año y vamos a contar con las energías reavivadas”, finalizó López Heredia.

Previo Juicio por crímenes de lesa humanidad en el Pozo de Banfield: “Es un logro tras años de lucha”
Siguiente Morgantini, el tercer refuerzo del Granate