Bono de 5000 pesos para el personal de la Salud

En el marco de los trabajos de contingencia por el coronavirus en la Argentina, el Gobierno dispuso el pago de un plus a médicos, técnicos y auxiliares.

El Gobierno dispuso el pago de una “asignación estímulo” de 5.000 pesos durante cuatro meses a todos aquellos trabajadores de la salud, del ámbito público y privado, abocados al manejo de casos de coronavirus en el país.

Así lo dispuso el gobierno nacional a través del decreto 315 publicado hoy en el Boletín Oficial. El artículo 1 señala: ” Otórgase a los trabajadores y las trabajadoras profesionales, técnicos y técnicas, auxiliares y ayudantes en relación de dependencia que presten servicios, en forma presencial y efectiva, relacionados con la salud, en instituciones asistenciales del sistema público, privado y de la seguridad social, abocados y abocadas al manejo de casos relacionados con la pandemia de COVD-19, el pago de una asignación estímulo a la efectiva prestación de servicios, de carácter no remunerativo”.

Esta asignación “consistirá en el pago de $ 5.000 para las tareas prestadas en los meses de abril, mayo, junio y julio y estará a cargo del Estado Nacional”, detalla el segundo artículo, pero aclara que “el pago estará sujeto a la efectiva prestación de servicios”. “Si durante el período establecido, el trabajador o la trabajadora no hubieren cumplido con la asistencia al lugar de trabajo, total o parcialmente, en forma justificada, la suma a abonar se ajustará proporcionalmente a la efectiva prestación del servicio, con excepción de los casos afectados por COVID-19 conforme los protocolos vigentes, que recibirán la asignación completa”, apunta.

Aquellos que perciban más de una remuneación, cobrarán un solo incentivo. “Para el caso de trabajadores y trabajadoras que se desarrollen en tareas discontinuas o a tiempo parcial o bajo el régimen de jornada reducida legal o convencional, el incentivo extraordinario resultante será proporcional a la jornada cumplida”, agrega el texto.

¿Quiénes lo cobran? “A los fines de la percepción del beneficio, se entiende como trabajador o trabajadora a quien se encuentre bajo relación de dependencia en el sector privado o público o bajo otras formas contractuales, en tanto la prestación del servicio presente la característica de continuidad, ya sea bajo la figura de la locación de servicios, pasantías, becarios, residencias o prácticas profesionales”, explica el artículo 3.