Estafaron a una enfermera de Lomas de Zamora: le robaron más de un millón de pesos

Amelia tiene 64 años y sufrió el ciberdelito en carne propia. "Me robaron todo, no tengo ni para ir al mercado", advierte.

El Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) provocó que muchas de las actividades que antes se realizaban de forma presencial, como resolver una consulta con el banco, sea virtual. Y en este cambio abrupto, muchos salieron perjudicados. La historia de Amelia, una enfermera de 64 años que fue estafada. Le robaron 500 mil pesos y hasta sacaron un crédito a su nombre por casi un millón de pesos.

El drama de Amelia es el de muchas personas que se encontraron con una realidad distinta de un día para el otro. La consulta con el banco requería un turno y su trabajo, es personal esencial, no le permite estar tan pendiente de estas cuestiones, motivo por el que intentó comunicarse por redes sociales con personal del banco.

Ella es clienta del Banco Provincia, tiene 64 años y vive en Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora. Fue una de las tantas personas que sufrió una estafa durante el confinamiento. “Nunca pensé que me podía pasar esto”, admite la mujer, quien sufrió el robo de 500 mil pesos. Además, los delincuentes sacaron un crédito por 900 mil pesos a su nombre.

Este martes, la mujer acudió al banco y le informaron que debe abonar las cuotas porque el dinero fue retirado. “No sé cómo voy a pagar eso”, se preguntó devastada. Gana poco más de 12 mil pesos por mes.

¿Cómo comenzó la estafa?

Ella había tenido inconvenientes para acceder a su cuenta de homebanking y decidió comunicarse con el banco vía Facebook. Alguien respondió y le solicitó su número de teléfono para contactarse con ella. “Resolver el problema”, era la promesa.

“Yo soy Martín, sabemos que usted tiene problemas con la tarjeta. ¿En qué podemos ayudarla?”, rezaba el mensaje enviado a su celular. Ella les contó acerca de su problemática con la tarjeta de débito y le pidieron que se acerque a un cajero y saque el token, la clave para poder operar de forma remota. Como era jueves y era imposible para ella acercarse a un cajero, esperó. Desde el otro lado, la llamaban “permanentemente” para preguntarle si había podido hacerlo.

“¿Pudo sacar el ticket?”, le preguntaban de forma insistente y hasta le enviaron un tutorial de cómo sacarlo. “El sábado lo saqué, y se los mandé” afirmó Amalia, quien reconoció que algo ya le parecía “raro”. Sin embargo, la urgencia la obligó a confiar. Una vez entregado el dato, pe pidieron que no usara el homebanking por dos días.

Ante la sospecha, ella intentó entrar pero no pudo. A las horas, comenzó a ver que le llegaban mails de 25 transferencias bancarias a diferentes cuentas de 20 mil pesos cada una y de un préstamo por 900 mil pesos del Banco Hipotecario, donde ella tiene su tarjeta de crédito.

“Nunca sufrí tanto. Me robaron todo, no tengo ni para ir al mercado ahora. Hasta el sueldo del mes me sacaron”, lamentó la mujer, quien hizo el reclamo al banco pero también a la Policía.

Consejos

Las entidades bancarias advierten constantemente que ellos “no piden datos” personales; de hecho, desde hace ya algunos días, la primera advertencia cuando se abre el homebanking es “los bancos nunca vamos a pedirte claves o números de tarjeta”.

mensaje600

Desde la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) advierten que si alguien piden información, jamás hay que darla.

Quienes tengan una problemática o dudas y las quieran resolver de manera online, deben chequear cuáles son las cuentas oficiales que maneja el banco: Las cuentas oficiales tienen un logo de verificación, que es un tilde azul. También, es importante tomarse un par de segundos  para ver cuántos seguidores tiene, que comentarios hay, que tipo de fotografías sube. Ante la mínima sospecha, no se contacten.

Vale aclara que en todas las comisarías y fiscalías deben recibir la denuncia inmediata por la comisión de cualquier delito, incluido los informáticos.