En sintonía con Larreta, Grindetti pidió que la asistencia social esté en manos de los intendentes

"Estamos en condiciones de administrar con mayor sensibilidad y sentido común la asistencia social que se le brinda a los vecinos más necesitados", aseguró.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, se sumó a los dichos del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y aseguró que la asistencia social debería estar en manos de los jefes comunales. “Estamos en condiciones de administrar con mayor sensibilidad y sentido común la asistencia social que se le brinda a los vecinos más necesitados”, aseguró.

Uno de los temas de actualidad son los piquetes que llevan adelante organizaciones sociales. Los planes están en el centro del debate“, aseguró el jefe comunal en sintonía con las expresiones de Larreta, quien le pidió al Gobierno retirarle el beneficio a quienes cortan calles.

En ese sentido, el Intendente de Lanús aseguró: “No tengo dudas de que los Intendentes estamos en condiciones de administrar con mayor sensibilidad y sentido común la asistencia social que se le brinda a los vecinos más necesitados, por dos sencillas razones: La primera es porque jamás los usaríamos para cortar calles y joder así a otros laburantes, y segundo, porque creo que es mucho el laburo que pueden hacer en nuestras ciudades para resolver dos temas: Brindar mejores servicios y además procurarse un mejor futuro para ellos y sus familias. Son un paso a un trabajo formal y estable”.

Debemos darnos un debate serio y profundo sobre este tema, la asistencia social es para que se genere trabajo genuino”, finalizó Grindetti, quien ya había solicitado que el manejo de la Policía Local (que funciona en los distintos distritos de la provincia de Buenos Aires) pasen a la órbita local.

Ayer, en el marco de la presentación de las obras en el caso histórico de la Ciudad desde el Museo de la Ciudad, Larreta anunció que le pedirá al Gobierno cortar los planes sociales “a quienes no cumplen las condiciones, y el plan social dice que el chico tiene que estar en la escuela”. Se quejó particularmente de la participación de menores de edad en el acampe de la semana pasada sobre la avenida 9 de Julio que realizaron durante 48 horas organizaciones piqueteras de izquierda.