Ropa y calzado: subieron casi 100% en un año


El índice de inflación de julio que indicó una suba en los precios del 7,4 por ciento respecto de junio en el salto inflacionario más alto desde abril de 2002, tiene un componente vital que se refleja en las vidrieras de las tiendas de indumentaria y calzado y que subió casi 100 por ciento en los últimos doce meses.

Este incremento es un adelanto del nivel que algunas consultoras estiman para el Índice de precios al Consumidor para fin de este año.

En ese sentido, los datos que difundió el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) precisan que el alza para “Prendas de vestir y calzado” fue del 8,5% en julio.

Con este guarismo, el rubro acumula una suba del 56,5% en lo que va del año y en los últimos doce meses marcó un crecimiento del 96,7%.

Así, ropa y calzado crecieron más de 25 puntos por encima de la inflación promedio en el último año.

La situación se pone peor si se limita al aglomerado Gran Buenos Aires -que suma Capital y conurbano-, donde la suba ya alcanza el 100,5%.

El rubro indumentaria es uno de los que más apuntados a la hora de buscar responsables en los niveles de carestía. Desde su lugar, los fabricantes lo adjudican a los componentes importados aunque no explican por qué el el nivel de aceleración de precios sigue las curvas de incremento de consumo.

“Los protejo y los precios no paran de subir”, se quejó públicamente el presidente Alberto Fernández al señalar meses atrás que que existe un “desmadre de precios en ese rubro”. Y agregó: “No dejo entrar productos elaborados de China y los precios no paran de subir acá”, lamentó el mandatario hace unos meses.

El tema preocupa a las nuevas autoridades de Comercio Interior, encabezadas por Matía Tombolini, quienes señalan que en otros países no existe una distancia tan grande entre la inflación y el rubro indumentaria.

Desde el sector, al cual pertenece el flamante secretario de Industri, José Ignacio de Mendiguren, sostienen que las importaciones de indumentaria están creciendo y las textiles fueron récord en 2021, a pesar de las trabas para comprar al exterior.