Tras el ajuste, el déficit acumulado en el año es del 1,1% del PBI


Las cuentas del Sector Público Nacional registraron en julio un déficit de $75.947,3 millones, con lo cual, en los primeros siete meses del año acumula un rojo del 1,1%, según informó el Ministerio de Economía.

“Julio presenta una desaceleración del crecimiento real del gasto primario, en virtud de la política de ordenamiento y consolidación de las cuentas públicas”, señala el Palacio de Hacienda en un comunicado en el que indica que el resultado del mes pasado “muestra una serie de correcciones que permiten retomar un sendero fiscal compatible con un déficit anual del Sector Público Nacional de -2,5% de PIB”.

En los marcos impuestos por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el séptimo mes del año registró un déficit primario de $75.947,3 millones “contemplando el límite anual para el cómputo de los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos equivalente al 0,3% del PBI”, consigna el texto que agrega: “Así, en los primeros siete meses del año se acumula un resultado primario de $876.628,7 millones (1,1% del PIB)”.

En tanto, en la otra modalidad de contabilidad, es decir, tomando el excedente de ingresos que genera la colocación de títulos, “el déficit primario para el mes de julio resultó en $1.945,3 millones”, se informó y subraya que “por otra parte, el pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, fue de $129.717,5 millones, resultando en un déficit financiero de $131.662,8 millones”, añade el reporte.

Hacienda indicó que “en línea con el objetivo mencionado y en post del cumplimiento de los compromisos asumidos, se dictó la Decisión Administrativa N° 826/2022, de fecha 20 de agosto de 2022, la cual dispone una compensación de créditos presupuestarios, rebajándolos en varias jurisdicciones e incrementándolos en el Tesoro por $210.000 millones”.

De acuerdo con dos datos oficiales, los ingresos totales del SPN ascendieron a $1.384.925,6 millones (82,8%) y destacó que “este resultado se da sobre una alta base de comparación del mes de julio 2021, periodo en el que se recaudaron $19.168,8 millones en concepto del Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia y se percibieron $11.642,9 millones en concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG) recibidos del FMI en el marco de la condonación de la deuda de Sudán”.

Por otro lado, los ingresos tributarios alcanzaron los $1.214.337,0 millones (81,4% ), motorizados principalmente por el Impuesto a las Ganancias ($81.673,3 millones; 132,6%), sobre los Bienes Personales ($9.915,8 millones; 322,8%), Débitos y Créditos ($56.167,7 millones; 85,2%) y los recursos de la Seguridad Social ($189.353,4 millones;74,0%).

Las rentas de la propiedad se incrementaron en $88.843,4 millones, valor que contempla el crecimiento de las relacionadas con emisiones primarias del Tesoro ($74.002 millones).

Por su parte, el gasto primario alcanzó los $1.386.870,8 millones y presentó una suba de 62%, valor que asciende a 68,5% si se excluye el gasto COVID en 2021 y 2022.

En lo que refiere a las prestaciones de la seguridad social, ascendieron a $486.240,3 millones (71,9%).

“Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente que arroja incrementos conforme crece la economía y se recupera la recaudación y los salarios”, explicó Economìa.