Cristina Kirchner: “El cambio somos nosotros”

La vicepresidente destacó la importancia de "alinear precios, salarios y tarifas".

La vicepresidente Cristina Kirchner afirmó esta noche que “el cambio” para la Argentina fue el kirchnerismo, que logró cambiar el país “después de la crisis del 2001”, y volvió a destacar la importancia de “alinear precios, salarios y tarifas”.

“Dicen que son lo nuevo…Muchachos, acá lo único nuevo que hay somos nosotros, el cambio, los que cambiamos a la Argentina después de la crisis del 2001 fuimos nosotros”, apuntó Cristina Kirchner en alusión a los dirigentes de Juntos por el Cambio.

Al encabezar un acto en el Estadio Único de La Plata por el Día de la Militancia Peronista, la ex mandataria ironizó: “Dicen que tenemos que volver a la década del 90 desde una fuerza política muy novedosa, no tan novedosa porque dice que el gobierno de los 90 fue el mejor y el ministro de la convertibilidad (Domingo Cavallo) el mejor de la historia…Mirá vos”.

En su discurso planteó que “una sociedad que no sabe lo que pasó difícilmente pueda entender lo que pasa”, por lo que remarcó que, si no se ejercita la memoria, “resulta imposible develar el porvenir”.

La presentación de la vicepresidente alimentó el “operativo clamor” que impulsa su candidatura y dejó fuertes mensajes al Poder Judicial, en medio del enfrentamiento con la Corte Suprema.

Al canto de “Presidenta, Cristina presidenta”, ella respondió: “Todo en su medida y armoniosamente, como decía el general”.

“Sin Cristina hay peronismo… seguramente dividido, enfrentado, inocuo y neutralizado para cualquier proceso de cambio. Es el viejo proyecto de siempre, la desaparición del peronismo. Siempre el peronismo termina reencarnándose y lo que parecía muerto y sepultado no lo está. ¿Por qué no prueban alguna vez sentarse a conversar con el peronismo, a ver qué modelo de Argentina queremos?”, subrayó

CFk la Plata

Un debate sobre la seguridad

Por otro lado, Cristina Kirchner pidió terminar con el “debate berreta de la mano dura” para enfrentar la inseguridad, al considerar que es “cínico y mentiroso”.

“Terminemos con ese debate berreta de los ‘mano dura’ o los garantistas. Si para algo sirvió lo que me pasó fue para demostrar que, cuando estuvieron en el Ministerio de Seguridad los ‘mano dura’, a la política de seguridad le pusieron una Miss Argentina”, dijo en referencia a Carolina Gómez Mónaco, quien en el Gobierno de Cambiemos se desempeñó como directora de la Escuela de Inteligencia Criminal.

Y destacó que “el orden no es el gatillo fácil ni el palo”. “Hay que terminar con debates absurdos porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad de la vida de los habitantes. Ningún partido político lo ha podido solucionar. Por favor terminemos con ese debate berreta de la mano dura que además es muy cínico y mentiroso”, resaltó.

Al respecto, la ex mandataria subrayó: “Por una vez en la vida olvidemos los partidos políticos y discutamos en serio el tema de la seguridad, en nombre de todas las víctimas”.

Un acuerdo democrático

A dos meses y medio del intento de magnicidio, precisó: “El pasado 1 de septiembre se quebró el acuerdo democrático de cuidar la vida, el de respetar la vida. Esto sí es obligación de todas las fuerzas políticas en Argentina: volver a construir ese acuerdo democrático separando a los violentos, al lenguaje del odio, al que quiere que el otro se muera porque piensa diferente. Ningún partido político en la Argentina puede volver a aceptar esto”.

Previamente, la vicepresidenta pidió que “nadie venga” a querer explicarle a los peronistas lo que es “la libertad de poder elegir, de poder hablar”, el recordar el día en el que el ex presidente Juan Domingo Perón volvió “a la patria después del exilio y la proscripción”. “Sin reproches a nadie, pero por favor que nadie venga a explicarnos a los peronistas lo que es la libertad y la democracia de poder elegir, de poder hablar”, enfatizó Kirchner.

La ex mandataria precisó: “Una sociedad que no sabe lo que pasó difícilmente pueda entender lo que pasa y resulta absolutamente imposible develar el porvenir. Por eso, vaya un primer tributo a ese peronismo que muchos le quieren contar lo que es la libertad y la democracia“.

“Las elecciones se pueden ganar pero los condicionamientos son tan graves, tan profundos, que nos han dejado, que va a requerir que la mayor parte de los argentinos tiremos todos juntos para el mismo lado. Si no es así, nuestro país será difícil para cualquiera”, concluyó la exmandataria.