“Dependerá de Vidal si el lunes hay clases o no”

La secretaria Adjunta de Suteba, Silvia Almazán, reclamó una “oferta superadora” al Gobierno bonaerense.

El reinicio del ciclo lectivo tras el receso invernal peligra en la provincia de Buenos Aires y desde el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) esperan “una oferta superadora” al 16,7 por ciento propuesto por el gobierno de María Eugenia Vidal en la reunión de ayer.

“Vamos a esperar hasta el jueves para recibir una oferta superadora y en caso contrario, ya tenemos resueltas las medidas de fuerza”, advirtió en dialogo con Info Región la secretaria Adjunta de Suteba, Silvia Almazán, quien señaló que “depende de la Gobernadora si el lunes hay clases o no”.

El cierre del conflicto o su profundización depende de la decisión política de la gobernadora Vidal

Para los gremios docentes, que habían anticipado que no aceptarían una oferta inferior al 30 por ciento de aumento, la propuesta no presentó mayores novedades en comparación con la última reunión. “Después de todo este tiempo sin convocatoria, reiteraron una propuesta salarial con un techo del 15 por ciento con sumas adicionales por fuera de la estructura del salario”, cuestionó.

La gremialista sostuvo que “es muy poco responsable que en tres meses no hayan podido construir una propuesta superadora” y evaluó que el gobierno provincial “no quiere mejorar la oferta porque es parte de la decisión política de Vidal de profundizar el ajuste a los trabajadores”.

Más sobre este tema

Infraestructura

“El cierre del conflicto o su profundización depende de la decisión política de la gobernadora Vidal”, insistió Almazán y también alertó sobre los problemas de infraestructura en las escuelas.

“Si no hay inversión en educación y políticas públicas destinadas a resolver los problemas de infraestructura, lo que está en riesgo es el derecho social a la educación”, consideró y sentenció que “no solo se vulneran los derechos de los docentes sino también de los estudiantes”.

Previo Los Andes disputará un nuevo amistoso
Siguiente Banfield quiere comenzar con el pie derecho