Cristina pidió la nulidad de la causa y recusó a Bonadío

La ex mandataria estuvo dos horas en los tribunales de Comodoro Py, donde presentó tres escritos y no contestó preguntas.

La ex presidenta Cristina Kirchner presentó pidió la nulidad de la causa en la que es investigada por el presunto pago de coimas durante el kirchnerismo. Presentó tres escritos en los que tres escritos en los que recusó al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli.

La senadora nacional se negó a contestar preguntas e insistió en que es víctima de una persecución.

“Desde el 10 de diciembre de 2015 me armaron seis causas penales y todas ellas fueron radicadas en Comodoro Py. De las seis, cinco fueron iniciadas e impulsadas por Bonadío. ¿Milagro? No. ¿Fórum shopping? Algo peor: decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadío como brazo de persecución contra mi persona”, resaltó la ex mandataria.

Sostuvo que la “persecución” es “la nueva estrategia regional para proscribir” dirigentes, movimientos y fuerzas políticas “que ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas”.

Hoy, Bonadío vuelve a citarme a indagatoria, acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa

“Desde hace dos años vengo pidiendo que se realice una auditoría de toda la obra pública realizada entre 2003 y 2015. En todas las instancias judiciales, mi pedido fue denegado”, resaltó.

Obra pública

La ex mandataria también cargó contra el presidente Mauricio Macri: “Hijo de Franco, primo hermano de Ángelo Calcaterra, hermano del alma de Nicolás “Nicky” Caputo, todos ellos socios entre sí y de otros empresarios en materia de energía y obra pública”.

“Todos emblemáticos integrantes de la “Patria Contratista” surgida durante la última dictadura militar y consolidada durante la década de los ’80 y los ’90. Además, resulta absurdo que dichos empresarios intenten aparecer como víctimas de ese proceso o esas prácticas”, añadió.

Previo Arranca la primera misión del FMI
Siguiente Amenaza de bomba en dos bancos de Monte Grande