El Refugio San Francisco de Asís se inundó y necesita ayuda

Las pérdidas materiales “fueron terribles”. Reciben donaciones.

El Refugio San Francisco de Asís atraviesa una de sus horas más difíciles. Es que la tormenta que el fin de semana castigó al Conurbano generó que se inunde el predio en el que habitan más de 400 perros que no tienen hogar. El pedido a la comunidad, para levantarse, se multiplica.

Debido a la intensidad de la lluvia, el Río Matanza desbordó e inundó por completo el predio de Cañuelas, lo que repercutió en la perdida de comida balanceada, sábanas, frazadas, colchones y las cuchas de los animales. “Las pérdidas fueron terribles, por eso necesitamos artículos de limpieza, toallas, frazadas, colchones, almohadones, rollos de cocina”, precisó Julián a Info Región. Es uno de los integrantes de la asociación civil que nació hace más de 30 años en Lomas de Zamora y que hace 15 se instaló en esa zona.

Para acercar sus donaciones, el grupo publicó un listado con direcciones y números de contacto en su página de Facebook.

El agua ya bajó, pero durante el fin de semana llegó a subir 50 centímetros. Por eso, los encargados del refugio tuvieron que evacuar a los perros, que fueron trasladados a hogares de contención y casas de vecinos que se solidarizaron para darle tránsito. “Los animales que estaban más en riesgo ya se terminaron de evacuar y ahora esperamos que termine de drenar toda el agua para empezar a recomponer todo el refugio. Calculo que a partir del miércoles o jueves ya se va poder empezar lo que se pueda para volver a traerlos el fin de semana”, contó

No es la primera vez que el refugio pasa una situación similar, aunque después de varias inundaciones que dañaron seriamente al predio, a partir del 2014 se “prepararon mejor” y construyeron cuchar elevadas para que los perros estuviesen protegidos. Sin embargo, la gran cantidad de agua que cayó y la tendencia que tienen los animales a bajar y permanecer en el agua hacen que tengan que evacuarlos.

Previo Comenzó un paro de 48 horas en hospitales
Siguiente Buckley se prepara para "el partido más importante del año"