Siam: reclaman la reincorporación de despedidos

Se movilizaron al Ministerio de Trabajo. La planta que llegó a tener casi 500 operarios, funciona actualmente con cerca de 60 personas.

Los trabajadores metalúrgicos de Siam se movilizaron esta mañana al Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires de Avellaneda, sobre la calle Mitre, para tener una audiencia por los despidos de la semana pasada, pero las autoridades de la empresa no se presentaron y se pautó otra reunión para el martes que viene.

Denuncian que la administración continúa sin acatar la conciliación obligatoria dictada la semana pasada y se negó a reincorporar a la última tanda de 20 empleados cesanteados. Además, advierten la presencia policial ilegal adentro de la planta, con cerca de 100 policías que permanecen allí con el resto de los obreros.

“No sabemos a quién pedirle que saque a los policías que están adentro de la fábrica. Son de 100 a 130 efectivos y no hay una orden de ningún juez que avale eso. Es como que la empresa contrató de seguridad privada a la policía”, contó a Info Región Gustavo, uno de los trabajadores cesanteados recientemente que reclama por recuperar su puesto de trabajo.

Desde el lunes pasado, cuando les llegó la notificación de los despidos, los trabajadores realizan un acampe frente a la puerta de la planta, por lo que temen ser reprimidos o desalojados. “Los propios trabajadores que están adentro nos dicen que se sienten amenazados con tipos armados adentro. La fabrica está militarizada”, indicó.

La planta, que llegó a tener casi 500 operarios, funciona actualmente con cerca de 60 personas que permanecen en la producción con policías alrededor de ellos desde la semana pasada.

Cuatro meses atrás hubo una gran reducción en la cantidad de trabajadores con retiros voluntarios, ante la amenaza de parte de los directivos del cierre de la empresa. En ese entonces quedaron solamente 80 empleados, hasta el lunes pasado, cuando hubo una última tanda de despidos.

“Peleamos por nuestra reincorporación y contamos con el apoyo de un montón de personas que se solidarizan con nuestra causa”, expresó Gustavo sobre el apoyo recibido de parte de la gente que se suma a su reclamo, entre ellos, empleados despedidos de Gaelle que recientemente atravesaron una situación similar tras el cierre de sus puertas a mediados de septiembre.

Previo Para el FR, “el impuesto a la salud es uno de los peores”
Siguiente Carlos Heller disertará en Lomas