Pymes se autoconvocaron al Congreso para reclamar “medidas urgentes”

Exigieron dialogar con legisladores del oficialismo y la oposición para plantearles la problemática de la actividad y presentarles una serie de propuestas.

Decenas de entidades y empresas Pymes de todo el país se concentraron frente al Congreso para exigir que el Gobierno tome “medidas urgentes que permitan afrontar la situación de crisis terminal” que sufre ese sector.

La concentración comenzó cerca de las 10. Todas las entidades compartieron una foto y luego tuvieron la oportunidad de dialogar con legisladores de la oposición y presentarles una serie de propuestas.

Entre las organizaciones empresariales organizadoras estuvieron presentes El Frente Productivo, la Fundación ProTejer, la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), Industriales Pymes Argentinos (IPA), la Cámara Argentina de Pymes Proveedoras de la Industria de las Telecomunicaciones (CAPPITEL), la Confederación Empresaria de la República Argentina (CGERA), y la Central de Entidades de Empresarios Nacionales (CEEN), entre otras.

“Compartimos una foto frente al Congreso Nacional para enviar un mensaje a los legisladores y al Gobierno que muestre unidad de las pymes ante la emergencia terminal que devinieron de las políticas económicas actuales”, expresaron desde la entidad APYME.

Por su parte, el titular de Asociación Pyme y el Frente Productivo, Daniel Moreira, destacó la necesidad de que tomen “medidas urgentes que recompongan el mercado interno” para conseguir “la defensa de la producción nacional”.

Los empresarios quieren elevar a los diputados y senadores un documento advirtiendo por “los prejuicios que generan los embargos de cuentas por atrasos en los pagos impositivos, la aplicación de altas tasas de interés bancarias que imposibilitan el financiamientos y el incremento de los impuestos”, afirmaron desde IPA.

La entidad añadió que también alertarán por “la competencia desleal de las importaciones, el daño a las exportaciones por la aplicación de retenciones y la eliminación de los reintegros, la necesidad de descontar el bono de fin de año de la declaración jurada de aportes y contribuciones del empleador y el impacto negativo de los costos energéticos en la producción y el empleo”.

Previo La producción automotriz cayó casi 19% en noviembre
Siguiente Los Leones cayeron ante Francia pero están en cuartos